Entrevista a la Dra. Susana Gómez-Lus. Vicepresidenta de AMIFE

Susana Gómez-Lus Centelles es licenciada y doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza y actualmente es la responsable de la dirección Médica y de Market Access de la multinacional danesa Lundbeck. En la última asamblea de AMIFE, en noviembre de 2020, fue nombrada vicepresidenta de la Asociación.

Pregunta (P.). Usted ha sido nombrada vicepresidenta en la nueva Junta Directiva de AMIFE, que preside Isabel Sánchez-Magro. ¿Qué objetivos se han marcado?

Respuesta (R.). Nuestro principal objetivo es el de posicionar a AMIFE en el lugar que se merece, dándole mayor visibilidad en la Industria y en la Sociedad. Esto ya se ha ido consiguiendo en parte gracias a la labor de la última Junta, donde se ha logrado incrementar el número de socios y reforzar la importancia y el lugar que tienen los médicos y los profesionales de la Industria Farmacéutica tanto en el sistema sanitario como en otros ámbitos como los colegios profesionales, sociedades médicas, asociaciones de pacientes o en la misma universidad.

P. En la universidad, precisamente, no hay muchas vocaciones por ser médico de la Industria Farmacéutica.

R. Es cierto. Y la Medicina de la Industria Farmacéutica tendría que formar parte de la carrera profesional de los estudios de Medicina. Esto es algo que tenemos que trabajar nosotros y explicarlo bien a los estudiantes de Medicina que comienza su carrera universitaria. Hay una barrera cuando se habla del médico de la Industria ya que no se explica bien su labor, sus posibilidades científicas y profesionales de futuro.

gomez-lusP. No parece una tarea fácil.

R. A un estudiante de Farmacia, desde el primer día que comienza su carrera universitaria, se le expone extensamente todas sus oportunidades y salidas profesionales: Oficina de Farmacia, Cosmética incluso la propia Industria. A un estudiante de Medicina no se le da la oportunidad de conocer todas las posibilidades profesionales y personales que ofrece la Medicina Farmacéutica. Somos claves en la investigación y en la innovación, en el diagnóstico y en el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad, tal como se ha demostrado con la actual pandemia por la COVID-19, donde los profesionales de la Industria han sido decisivos. Sin embargo, existe como una especie de barrera en las Facultades de Medicina.

P. Los Grupos de Trabajo es un aspecto básico para AMIFE.

R. Los Grupos de Trabajo son muy importantes para AMIFE. En cualquier aspecto de la Medicina Farmacéutica hay áreas de subespecialización. En los departamentos de la Industria es muy complicado hablar de Medicina Farmacéutica en general y nos estamos especializando… MSL, Medicina de Precisión, Market Access, etc. Es necesario tener una visión global de todo, pero es innegable que la Medicina Farmacéutica avanza hacia la especialización y los Grupos de Trabajo de AMIFE forman parte de esta evolución.

P. El XIV Congreso de AMIFE se realizará durante los días 10 y 11 de noviembre. ¿Cómo lo valora?

R. Después de haber postergado el Congreso por la pandemia, es una gran oportunidad para volver a reunirnos. No sabemos si será totalmente presencial o también semipresencial, dependerá del momento, pero el Congreso de AMIFE es un foro único para destacar el rol actual de la Medicina Farmacéutica y analizar su futuro. Con el lema del congreso, «De la evidencia a la precisión: ¿maratón o sprint?», pretendemos explicar los cambios que están sufriendo las ciencias de la salud y que nos están haciendo evolucionar rápidamente, ponernos manos a la obra e ir más al subtipo de paciente o ser más precisos en los análisis genéticos, por ejemplo. Pero también estamos viendo otros aspectos como la importancia del acceso del paciente a esta innovación, donde todavía nos encontrarnos con barreras que impiden a la sociedad beneficiarse de estos avances… una auténtica maratón.

P. El paciente también es clave para ustedes entonces.

R. Necesitamos trabajar con los pacientes codo con codo, conocer sus necesidades, sus inquietudes y trabajar con ellos en todo el área de I+D+i. La Industria Farmacéutica cada vez escucha más la voz de los pacientes, los pacientes ahora están en el centro.