A pesar de los avances registrados en los últimos años en el desarrollo clínico de medicamentos, los niños siguen siendo los grandes olvidados

AnnaEntrevista a Anna Jurczynska, de la Junta Directiva de AMIFE

.- ¿Por qué AMIFE plantea una Jornada de estas características?

Esta jornada surge como estímulo para impulsar y concienciar sobre la investigación clínica en pediatría en España. Si bien, durante los últimos años, la Investigación Clínica en general, está adquiriendo una gran relevancia entre las distintas partes implicadas (hospitales, pacientes, agencias reguladoras, etc.), en el campo específico de Pediatría la situación es algo distinta.

Desde AMIFE se planteó la necesidad de identificar, tanto las oportunidades que nos plantea este campo, como los retos a los que hay que enfrentarse para poder avanzar en la dirección que nos permita dar a la investigación clínica en pediatría la importancia que tiene y ofrecer  así  a los pacientes pediátricos las mismas oportunidades que a la población adulta, y a los facultativos que investigan en población pediátrica mayor apoyo para que en un futuro, tengan opción a proporcionar mejores tratamientos a sus pacientes, adecuados a sus necesidades y patologías.

.- AMIFE es una Asociación que fomenta el I+D+i del sector farmacéutico. En su opinión, ¿se investiga lo suficiente en pediatría?

A pesar de los avances registrados en los últimos años en el desarrollo clínico de medicamentos, los niños siguen siendo los grandes olvidados. La investigación en pediatría está aumentando en los últimos años, posiblemente en gran medida por la obligatoriedad del desarrollo de Planes de Investigación Pediátrica desde 2007 (EC/No 1901/2006), pero todavía hay oportunidades para mejorar,  aumentando por ejemplo, la participación de España en ensayos clínicos de fases tempranas (fase I y fase II) en niños.

Es imprescindible evaluar mediante ensayos clínicos controlados las características farmacocinéticas, farmacodinámicas, el perfil de seguridad y de eficacia de los medicamentos específicamente en esta población y dejar de extrapolar datos de población adulta, para garantizar un uso seguro de los medicamentos en niños en la práctica clínica habitual, basado en datos sólidos de investigaciones realizadas en población pediátrica. Siempre que existan necesidades no cubiertas, la investigación clínica será insuficiente.

Por otro lado, es cierto que al tratarse de una población especial y vulnerable, se necesita una atención especial a todo lo que rodea al ensayo clínico, y hay que evaluar en todo momento el balance entre lo que sería deseable y lo que es posible dadas las características de los pacientes.

VER PROGRAMA DE LA JORNADA