Una mayor participación de los pacientes en ensayos clínicos permite desarrollar medicamentos más personalizados

«La innovación ha contribuido directa y enormemente a mejorar la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes con cáncer, de forma que la necesidad de incorporar nuevos tratamientos, más personalizados, más específicos, más eficaces y seguros, es obvia», asegura el experto.

La responsable de la Unidad de Medical Compliance de Roche Farma, Carmen Romero, recuerda que el Reglamento de la Unión Europea nº 536/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los ensayos clínicos con medicamentos de uso humano, que se encuentra en desarrollo, y el proyecto de Real Decreto, en fase de alegaciones y que se prevé sea aprobado a mediados de 2015, «recogen que los pacientes deben participar en los comités éticos para la evaluación de los ensayos clínicos». A su juicio, se trata de «mejorar la metodología y los resultados de la investigación y ofrecer perspectivas adicionales de gran valor», añade.

Por su parte, la responsable de Acceso de Pacientes de Roche Farma, Consuelo Martín de Dios, señala que cada vez más los pacientes entienden mejor las ventajas de participar y sus aportaciones hacen posible el desarrollo de medicamentos «que atiendan no solo necesidades médicas no cubiertas, sino también aquellas que se puedan identificar desde la perspectiva de los pacientes y que podrían pasar desapercibidas en el desarrollo de un tratamiento».

‘GUÍA PARA PACIENTES CON CÁNCER SOBRE ENSAYOS CLÍNICOS’

Para que el paciente pueda decidir participar en un ensayo lo primero es que entienda sus objetivos, fases y beneficios, frente a mitos falsos sobre estos y, segundo, participar de forma más activa desde el diseño, es fundamental que comprendan todos los aspectos relacionados con este tipo de estudios.

Para ello, nació en 2013 la ‘Guía para pacientes sobre ensayos clínicos’, dirigida a que quien padezca cáncer tenga información que normalmente no es comprensible para personas que no trabajan en el mundo de la investigación.

En palabras de Martín de Dios, la guía «supone una herramienta informativa y formativa no solo para los afectados, sino también como soporte a asociaciones de pacientes y clínicos que necesitan materiales divulgativos de apoyo para responder a la demanda informativa sobre los ensayos».

Fuente: Te Interesa

Deja un comentario