El PP no prevé, “por ahora”, llevar a una ley los acuerdos con la industria

Fuentes del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados han afirmado a CF que no está previsto “por ahora” plasmar en una ley los acuerdos con la industria farmacéutica para contener el gasto farmacéutico. Entre estos acuerdos estaría anular la actual obligación de dispensar genéricos cuando un médico recete un fármaco innovador que esté al mismo precio que el genérico y eliminar las restricciones a las bonificaciones que los laboratorios hacen a las farmacias.

Estos dos puntos, que habrían sido ya acordados por los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de Sanidad, Alfonso Alonso, con Farmaindustria y la patronal de genéricos Aeseg,  aunque aún no se han cerrado completamente los protocolos que se firmarán por separado con cada empresarial, deberían tener rango legal para poder aplicarse, ya que implicarían la reforma de la Ley de Garantías y del RDL 16/2012. De hecho, Hacienda y Sanidad habrían trasladado a la industria que introduciría estos puntos en la reforma de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas lo que finalmente no hizo.

EL PRIMER PASO
Sí entró en esa reforma la obligación de que las autonomías informen de sus gastos hospitalarios como lo hacen de sus recetas públicas y de que deben adecuar su gasto anual en medicamentos al PIB nacional, con previsión de sanciones para quien no lo cumpla. como ha informado CF. Éste era  un primer paso legal necesario sobre el que asentar los acuerdos con la industria de medicamentos y productos sanitarios.

Pero el calendario político y los resultados electorales del 24 de mayo han acumulado obstáculos. Aunque el PP lograra aprobar una reforma legal plasmando esos acuerdos, dada la redacción de la enmienda que establece para las autononomías la voluntariedad de adaptar sus gastos al PIB pero con consecuencias si no lo hace, es necesario que se constituyan los nuevos gobiernos regionales, que se reúna el Consejo Interterritorial y que se establezcan los mecanismos de aplicación de la enmienda.

ESPERAR LAS GENERALES
Además, hay que tener en cuenta que deben celebrarse elecciones generales en el último trimestre del año de las que puede salir un Gobierno de opiniones distintas sobre una enmienda que fue aprobada exclusivamente con los votos del PP. Este escenario, opinan desde la industria, hace prácticamente imposible avanzar en la concreción de los pactos aunque esa sea la voluntad del Gobierno.

La renuncia a plasmar, “de momento”, los acuerdos en una de las leyes que están en tramitación parece darles la razón y el Gobierno esperaría a las elecciones generales para retomar la iniciativa si los resultados electorales lo permiten.

Fuente: Correo Farmacéutico