Archivo por meses: junio 2015

Un proyecto europeo busca nuevas moléculas terapéuticas a partir de venenos de animales

El proyecto europeo Venomics ha arrancado su última fase en la que pretenden identificar entre una y cinco moléculas con potencial terapéutico gracias al análisis de diferentes venenos de animales, con el objetivo de que puedan servir de base de futuros medicamentos contra el dolor, el cáncer, la artritis reumatoide o la psoriasis.

Para ultimar los detalles de la etapa final, esta semana se han reunido en Copenhague (Dinamarca) los socios del consorcio, compuesto por laboratorios de universidades y pequeñas y medianas empresas punteras de Bélgica, Dinamarca, Francia, Portugal y España.

El encuentro anterior tuvo lugar en junio de 2014 y, desde entonces, los investigadores han obtenido cerca de 4.000 péptidos que se cribarán en el segundo semestre de 2015.

Un equipo de científicos viajó a diferentes partes del mundo para obtener las muestras de venenos. En total, se han utilizado 203 especies animales (de tamaños muy dispares, desde insectos milimétricos hasta serpientes, tarántulas y grandes lagartos venenosos), de las que se han extraído 393 muestras biológicas (221 venenos de tejido glandular y 172 de la saliva).

Todo ello ha permitido la secuenciación de 218 transcriptomas (que ha realizado la compañía española Sistemas Genómicos) y 174 proteomas (un trabajo que ha ejecutado la Universidad de Lieja, en Bélgica).

«La obtención de un número tan elevado de péptidos es un hito que no se había conseguido en ningún otro trabajo previo», ha destacado Rebeca Miñambres, jefe del Área de Proyectos de Sistemas Genómicos.

A partir de todo el material generado, investigadores de la French Alternative Energies and Atomic Energy Commisision y la compañía danesa Zaeland Pharma iniciarán el cribado de las moléculas entre las que esperan obtener hasta un máximo de cinco con interés farmacológico.

El director de Zaeland Pharma, Frosty Loechel, está convencido de que identificarán péptidos con capacidad inmunomoduladora (con propiedades terapéuticas para patologías autoinmunes, como la psoriasis o la artritis) o péptidos moduladores de la respuesta a la insulina (para desarrollar antidiabéticos).

Además, la incorporación de las nuevas tecnologías de secuenciación masiva permite obtener millones de secuencias que «posteriormente son ensambladas a través de procesos bioinformáticos», según ha añadido Edwing De Pauw, responsable del Área de Proteómica de Venomics.

De cara al futuro, se creará un banco de unas 20.000 secuencias, que será la mayor base de datos de secuencias de toxinas construida hasta ahora y que pueden ser el punto de partida para el desarrollo de medicamentos innovadores (de interés estratégico para la industria farmacéutica).

Fuente: Canarias 7

La falta de legislación no debe poner barreras de entrada a la industria en las redes sociales

Actualmente no existe en Europa una normativa clara sobre los límites o barreras de la industria farmacéutica en el uso de las redes sociales. No obstante, esta falta de legislación no puede ser excusa para que las compañías sigan obviando unos canales que pueden ser claves para potenciar la imagen de marca. Así lo asegura Ángel González, CEO de la compañía especializada en social media Ideagoras, que apunta al potencial que presentan estas redes para el sector farmacéutico. «En Europa es cierto que las compañías se encuentran con la falta de una legislación específica; a día de hoy no se puede hablar de producto, de principio activo o incitar a la prescripción, pero independientemente de estas barreras, la industria tiene mucha comunicación que aportar», explica.
A su manera de ver, la industria farmacéutica siempre ha tenido una imagen distante de cara a la sociedad. «Mientras otros sectores han logrado acercarse más a los ciudadanos, la industria farmacéutica siempre se ha visto más lejana, a pesar de que la aportación que realiza a la sociedad es vital», asegura. Por este motivo, la presencia en las redes sociales se presenta como una gran oportunidad para cambiar esta imagen, creando lazos de proximidad con los ciudadanos. Además, su presencia puede ser clave a la hora de ofrecer información clara y veraz, frenando movimientos que pueden crear confusiones sanitarias en los usuarios como, por ejemplo, explica, los creados antivacunación.
Las redes sociales, señala, presentan «un mercado muy amplio, que es el de las conversaciones y que puede duplicar el valor de la publicidad adicional», lo que demuestra el potencial de estas nuevas herramientas. Twitter es la red social que más puede aportar a la industria, según González. «Hay que tener en cuenta que entre el 70 y el 80 por ciento de las conversaciones de salud en las redes sociales se producen en Twitter», señala. Pero aquí lo esencial es no centrarse en el número de seguidores, sino «estar presente con valor significativo, aportando contenidos de interés y creando una comunidad en torno a la que se pueda crear una relación bidireccional».
Para ello es necesario desarrollar una buena estrategia de entrada que se base en tres principios fundamentales, explica; «escuchar a los seguidores, compartir información de relevancia para ellos y, sobre todo, dialogar». Con estas tres premisas, la compañía puede crear un lazo fuerte y cercano con sus stakeholders, dice.
Compañías como Merck Serono, Sanofi, Bayer, Roche o Boehringer Ingelheim, son un claro ejemplo del buen hacer en este campo, según González. «No hablamos del número de seguidores que puedan tener, sino de la relación que han creado con la comunidad, aportando contenidos relevantes». Además, también señalo el gran trabajo realizado por la patronal del genérico Aeseg en Twitter. «Han sabido crear una gran comunidad, ganarse un gran reconocimiento y, sobre todo, saben usar la imagen para acercarse a sus seguidores».
Aportar información
Por su parte, el director general de Ilusionlabs, José Antonio Alguacil, considera que ya son «muchos de los grandes laboratorios que hacen uso de las redes sociales para comunicar y difundir su contenido». No obstante, asegura, muchas compañías «están por estar» y se limitan a compartir información corporativa o notas de prensa sin generar interacciones. En este sentido, considera que las compañías no solo tienen la oportunidad sino el deber «de aportar información y contenidos sanitarios veraces a la sociedad».
Uno de los grandes errores de la industria identificados por Alguacil es la reticencia de muchas compañías a crear perfiles nacionales. «Muchos de los laboratorios prescinden de crear un perfil específico para España y decide alojar los contenidos y remitir al usuario al perfil global de la compañía, que por lo general suele estar en otro idioma», explica. «Esto es un gran error porque muchos pacientes no saben inglés y necesitan información sobre patologías o campañas que puedan comprender perfectamente», señala.
Por otro lado, destaca la falta de utilidad que se le da a Youtube. De hecho, señala, un reciente informe de la empresa ContentedLondon asegura que los vídeos son compartidos 12 veces más que en otras redes sociales. Además, otro estudio realizado por la Interactive Advertising Bureau (IAB) asegura que ver vídeos y escuchar música es la segunda actividad más realizada en redes sociales, después del uso meramente social. Este mismo informe sitúa a Youtube como la red social mejor valorada de todas. «Todos estos datos muestran lo que puede aportar Youtube pero las compañías aún no saben cómo lanzarse a este canal», asevera.
Por último, como consejo para generar un mayor tráfico en las redes sociales, Alguacil hace referencia a las campañas específicas o los días mundiales. Crear hagstags aprovechando estas oportunidades genera una gran viralidad y muy buenengagement, además de ayudar a posicionar la marca en una franja muy positiva, señala el experto en social media. «Gracias a este tipo de campañas el laboratorio consigue una gran vinculación con el público en general y en especial con los pacientes».
Regulación en Estados Unidos
Hace precisamente un año que la FDA publicó dos guías sobre el uso de redes sociales en la industria farmacéutica. Uno de los puntos más controvertidos es el que se refiere al uso de la red social Twitter. Aquí, la FDA requiere que si las farmacéuticas utilizan esta plataforma para promocionar los beneficios de sus medicamentos, deberán obligatoriamente informar de todos los efectos secundarios, incluso los más nocivos, condensados en los 140 caracteres que te permite Twitter. En concreto, la regulación afirma que si una empresa «concluye que no puede comunicar en un mismo tweet los beneficios y la información de los riesgos de su producto, así como otro tipo de información requerida, entonces la empresa debería reconsiderar usar Twitter para este tipo de mensajes promocionales». Igualmente, conscientes de las limitaciones de espacio de esta red social, la agencia norteamericana ve necesario que las compañías inserten un enlace que derive al usuario a una página donde pueda disponer de toda la información sobre el medicamento o el producto en cuestión.
Por otro lado, la agencia estadounidense también se refiere a la utilización de iniciativas de posicionamiento web en Google y Yahoo. Aquí destaca también la necesidad de que las compañías informen de efectos adversos y que incluyan enlaces a páginas con toda la información requerida. Además, en cuanto a la publicación de perfiles en Facebook, Google+ u otras redes sociales, la FDA recomienda que, antes de su publicación, se permita que la organización revise toda la información aportada para que esta pueda ser comprobada y verificada. Estas guías fueron recibidas con bastantes recelos por parte de la industria norteamericana pues, tal y como aseguró la patronal estadounidense PhRMA «se traducirá en una mayor presencia de información errónea en la Red».
Fuente: El Global

La tramitación de otra ley no sanitaria podría dar cumplimiento a los pactos con la industria

Las peticiones de la industria para rubricar el pacto por la sostenibilidad del sistema podrían llegar en forma de enmiendas a la Ley de Procedimiento Administrativo común de las Administraciones Públicas. Según ha podido saber EG, el grupo parlamentario popular prevé presentar tres enmiendas a este texto legislativo donde se recogerá la eliminación de la discriminación positiva en favor del genérico a igualdad de precio, la supresión del límite en los descuentos que pueden ofrecer las compañías a las farmacias (situado actualmente en el 10 por ciento) y la imposibilidad de que las marcas puedan usar las siglas EFG cuando haya expirado su patente. Este sería el último peldaño que quedaría por escalar para que tanto Farmaindustria como Aeseg firmaran sendos pactos acordados con los ministerios de Sanidad y Hacienda.

Esta sería la segunda ocasión en la que el Gobierno aprovecha una ley no sanitaria para aprobar enmiendas que poco tienen que ver con el espíritu del texto legislativo. Hace dos semanas, el pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a la Ley de Financiación autonómica donde se incluía el techo de gasto para las comunidades autónomas en materia de presupuesto sanitario, a pesar de las críticas recibidas por el resto de grupos de la oposición. Ahora, sería mediante esta ley como paso previo a la tramitación del texto refundido de la Ley de Garantías.

Las tres medidas que acompañarán al acuerdo entre las patronales y Sanidad se han estado cocinando desde hace unos meses. La primera mención a la supresión del límite de descuentos a las farmacias la realizó el subdirector de Calidad de los Medicamentos, Carlos Lens, durante una jornada celebrada en Sevilla días antes de la celebración de elecciones en Andalucía. La eliminación de la prelación del genérico sobre la marca a igualdad de precio contó con el visto bueno del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, cuando constató, gracias a Farmaindustria, que no producía ningún ahorro extra y que cercenaba la posibilidad de competir entre las compañías. Por último, desde el sector del genérico se insistió en el agravio que suponía que las marcas usaran unas siglas que entendían exclusivas de sus medicamentos, hecho que también ha contando con la comprensión ministerial.

En el peor de los casos, habrá que esperar a mediados de la semana que viene a la publicación oficial de las enmiendas para comprobar que todo ha transcurrido tal y como se espera. En cualquier caso, si desde el ministerio de Sanidad no diese tiempo a realizar una redacción correcta de las enmiendas, se emplazarían a otra ley cuyo recorrido legislativo está a punto de concluir porque la voluntad de todas las partes en rubricar los acuerdos.

Fuente: El Global

El FMI sugiere que las CCAA se impliquen más en la financiación

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado este lunes un breve documento analizando la situación económica y financiera en España, fruto de una de sus misiones (visitas a un país para evaluar su situación). Al hablar de sanidad, sugiere lo siguiente: una forma de elevar los ahorros fiscales en las autonomías «reduciendo, por ejemplo, los costes asociados a la provisión de servicios públicos en sanidad y educación, es aumentar la responsabilidad de las comunidades en los copagos».

El informe es preliminar y da a conocer la opinión de los empleados del FMI encargados del análisis en España, que ahora deben preparar un informe más extenso para que el Comité Ejecutivo del FMI lo valore, discuta y tome una decisión final.

Fuente: Correo Farmacéutico

Los profesionales del derecho sanitario muestran su rechazo al sistema andaluz de subastas de medicamentos

Las ‘Modalidades de contratación para la adquisición de medicamentos: el debate sobre las subastas andaluzas’ ha sido el tema de este primer debate, orientado a analizar las deficiencias jurídicas del sistema andaluz de subastas de medicamentos y a debatir las consecuencias para pacientes y farmacéuticos. La Asociación Andaluza de Derecho Sanitario ha acogido esta jornada, con la colaboración de la Asociación Española de Derecho Sanitario y el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Málaga.

La jornada ha servido de punto de encuentro de los distintos colectivos afectados por las subastas: desde médicos y farmacéuticos, hasta industria farmacéutica o asociaciones de pacientes. Gracias a esta variedad de perspectivas, la jornada ha buscado “ofrecer un panorama lo más completo posible de los aspectos más controvertidos de las llamadas subastas de medicamentos, y de analizar cuáles podrían ser las salidas más lógicas en beneficio de los pacientes y del Sistema Nacional de Salud”, ha destacado Julio Sánchez Fierro, Vicepresidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario.

Entre los temas abordados en el encuentro, se ha recordado que las siete convocatorias de subastas han sido objeto de recursos de alzada y demandas ante lo contencioso-administrativo. Además, en 2012 el Gobierno central interpuso un recurso ante el Tribunal Constitucional. Durante el debate Julio Sánchez Fierro ha explicado que este recurso está fundamentado en tres argumentos: violación del principio de igualdad por discriminación de los pacientes en el acceso a los medicamentos, invasión de la distribución de competencias entre el Estado y la Comunidad Autónoma, y ruptura de la unidad de mercado.

También en materia jurídica, Eduardo J. Martín Serrano, Presidente de la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario, ha expuesto que el sistema de subastas podría estar vulnerando la Ley General de Sanidad, que establece que la asistencia sanitaria pública se debe extender a toda la población, y que el acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva.

En su intervención Julio Sánchez Fierro también ha advertido del riesgo de fragmentación del mercado a nivel nacional que pueden producir las subastas andaluzas. En este sentido se ha expresado Eduardo J. Martín Serrano al afirmar que “el sistema de subastas puede suponer una ruptura en la unidad del mercado farmacéutico español, por cuanto anula el derecho de los ciudadanos andaluces a acceder a los medicamentos y productos sanitarios en las mismas condiciones que otros ciudadanos españoles”.

Desde la primera convocatoria de las subastas, algunos laboratorios adjudicatarios han sido incapaces de proveer a las farmacias de manera sostenible. Esta situación, tal y como reconoceJulio Sánchez Fierro, ha tenido que ser solventada precisamente por las compañías farmacéuticas que no participan en el sistema de subastas. Debido a los desabastecimientos, losfarmacéuticos andaluces se ven obligados a sustituir los medicamentos adjudicatarios por otros, lo que genera confusión en los pacientes, especialmente en aquellos de mayor edad o polimedicados, y dificulta así la adherencia al tratamiento.

Ante la desconfianza generada por los continuos cambios en la medicación, la comunidad farmacéutica andaluza está respondiendo, a juicio de Julio Sánchez Fierro, “con profesionalidad y con una actitud que está permitiendo paliar no pocos problemas de desorientación y atención de los pacientes”. Otro de los asuntos debatidos por los expertos participantes en la jornada ha sido el de los efectos reales de ahorro derivados de las subastas, que fue una de las principales razones esgrimidas por la Junta de Andalucía para implantar este sistema.

Según los representantes de los juristas especializados en derecho sanitario en Andalucía y a nivel nacional, el ahorro en gasto farmacéutico logrado hasta ahora está lejos de los objetivos iniciales de la administración andaluza. De hecho, según los datos de IMS Health, en 2012 el ahorro previsto de las subastas era de 40 millones de euros, mientras que la cifra final fue de 9,3 millones de euros. Situación similar se ha producido en subastas posteriores. Asimismo, se ha cuestionado el hecho de que las subastas se hayan centrado  en un enfoque sanitario economicista. “El objetivo de eficiencia del gasto público sanitario es importante, pero no puede legitimar cualquier tipo de medida”, ha manifestado Julio Sánchez Fierro.

Fuente: IM Farmacias

Casos de éxito en transferencia de tecnología e I+D

Los investigadores y las instituciones sanitarias tienen un nuevo recurso para transferir sus descubrimientos a la sociedad. Si hay un descubrimiento relevante en la Universidad, la empresa Amadix puede adquirir ese descubrimiento y empieza los estudios clínicos. Dicha investigación se lleva a cabo por los mejores expertos de todo el mundo y el producto se comercializa en los principales mercados a través de un acuerdo con un socio internacional. Finalmente, ese producto llega a los pacientes y médicos de todo el mundo, con beneficios para la empresa, la comunidad e investigadores. Amadix es un caso de éxito en materia de transferencia de tecnología sanitaria.

En un foro de experiencias en el marco del encuentro Redtransfer, asociación de profesionales de la transferencia, innovación y gestión de la investigación, celebrado en Sevilla, Ana Martín, directora científica de Amadix, explicó que están buscando activamente nuevos proyectos innovadores en el diagnóstico de cáncer que tienen una lógica comercial clara, procedentes de universidades, hospitales e instituciones para ampliar la transferencia por la concesión de licencias de tecnología punta.

La compañía identifica, evalúa y concede licencias de descubrimientos importantes en el diagnóstico del cáncer y los desarrolla en productos comercializables. Cuenta con una cartera de cinco pruebas innovadoras en el desarrollo de los usos diagnósticos, pronósticos y predictivos de pulmón, colon y próstata.

«Ponemos nuestro equipo al servicio del grupo de investigación dándole soporte y consejo en lo que nosotros pensamos que es el desarrollo de un producto que luego va a ser comercializado. Miramos la robustez científica, la necesidad clínica, la propiedad intelectual, la oportunidad comercial y el número de competidores». Eso sí, el investigador principal sigue en contacto con ese desarrollo.

La estrategia de esta empresa es convertirse en el socio de elección para España de universidades, hospitales e instituciones de investigación para el desarrollo de herramientas de diagnóstico de Oncología, lo que le permite estar en la vanguardia del desarrollo de biomarcadores de oncología al tiempo que reduce significativamente el riesgo y los costos asociados con la investigación básica y el descubrimiento temprano.

Historia de éxito
Javier Etxabe, responsable de la unidad de protección de resultados y promoción de empresas de base tecnológica de la OTRI del CSIC, expuso la historia de éxito de Elisa-R5, un sistema para medir la cantidad de gluten existente en los alimentos. Desde el Centro Nacional de Biotecnología se generó un anticuerpo monoclonal llamado R5 para identificar gluten, como una herramienta biotecnológica con mayor sensibilidad y especificidad que los anticuerpos policlonales.

Fuente: Diario Médico

Las ‘big pharma’ lideran los superventas en las farmacias

La ansiedad, el dolor neuropático y la epilepsia. Ese es el uso habitual de Lyrica de Pfizer, el medicamento que más recauda en las farmacias españolas. No es el que más unidades vende, pero sí, por su precio medio (34,81 euros), el que más hace ingresar al laboratorio entre los fármacos con receta médica en España.

Lyrica, del laboratorio estadounidense, recaudó en las farmacias 165,2 millones de euros en el último año, con datos hasta el primer trimestre de 2015, según la consultora especializada IMS Health. Aún así, en el último año, este medicamento cedió un 7,6% de ingresos por la pérdida de patente.

“Aunque no ha generado una excesiva pérdida de cuota frente a las alternativas genéricas, ha visto su facturación directamente impactada por la entrada en precios de referencia”, explica Marta González, directora de consultoría de IMS Health. Esto ocurre porque al perder los derechos de patente, el precio del medicamento cae hasta el mismo que sus equivalentes genéricos.

Tras Lyrica, la terapia que más vende es Lantus, de Sanofi, una insulina que se comercializó por valor de 151 millones. En este caso, las ventas de este inyectable contra la diabetes son las segundas que más crecieron en los últimos 12 meses. Lideró el ascenso la marca Duodart, del laboratorio británico GSK, indicado para la hipertrofia benigna de próstata. “En el caso de Lantus y Duodart las prevalencias para las patologías indicadas van en aumento como consecuencia del envejecimiento de la población y otros factores de riesgo asociados al estilo de vida actual”, asevera González.

Del laboratorio francés Sanofi también corresponde el tercer medicamento de marca que más dinero aporta, en este caso el antitrombótico Clexane, que también tuvo un incremento del 3,6% en los últimos 12 meses.

Entre los 10 medicamentos de marca que más ingresan gracias a las ventas con receta en farmacia no hay ninguno de laboratorios españoles. El ranking está encabezado por compañías multinacionales extranjeras: Pfizer, Sanofi, GSK, Janssen, Boehringer Ingelheim, AstraZeneca y la japonesa Otsuka. El más evidente motivo es que estas big pharma son las compañías que consiguen lanzar al mercado los fármacos innovadores, tras años de investigación y una inversión que suele superar los 1.000 millones.

De hecho, estos fármacos con receta cuentan con precios suficientemente altos para que las compañías tengan los retornos suficientes. Por eso, durante una década las patentes protegen los ingresos de estos medicamentos de marca.

En el top 10, el medicamento más caro que se dispensa en farmacias es Xeplion, de la compañía estadounidense Janssen (filial de Johnson & Johnson). Esta terapia está indicada para el tratamiento de la esquizofrenia. En el resto de productos de este ranking, el coste se mueve entre los 35 y los 80 euros. Es el caso de Lantus, por ejemplo, con un coste para las arcas públicas de 76,88 euros, y de Clexane, de 78,89 euros.

Entre los medicamentos más vendidos se encuentran dos fármacos para enfermedades respiratorias, como son Seretide, de GSK, que vende 120,5 millones de euros, y Spiriva, por el que el laboratorio alemán Boehringer ingresó 111,8 millones. Aunque precisamente esta terapia fue la que una mayor caída sufrió el pasado año, debido a la pérdida de patente.

“En el caso de otros productos del mercado respiratorio como Seretide, Spiriva o Symbicort, la pérdida de ingresos se debe al lanzamiento de nuevas alternativas terapéuticas, así como medicamentos de igual principio activo lanzados por compañías de genéricos, que atacan al mismo nicho de paciente”, detalla la responsable de IMS Health.

Los laboratorios españoles solo consiguen destacar en el caso del ranking por unidades vendidas, no en euros, ya que las compañías nacionales que aparecen son de genéricos y viven de las ventas de grandes volúmenes con pequeños márgenes. Es el caso del paracetamol de Kern y de Cinfa y el ibuprofeno de Kern.

La compañía catalana Kern distribuye en España 9,9 millones de envases de paracetamol y 7,2 millones de ibuprofeno. En el caso del laboratorio navarro Cinfa, comercializa 7,4 millones de cajas de su paracetamol.

Igualmente, Sandoz coloca su metformina entre lo más comercializado, con un 21% de incremento. Esta terapia es la que primero se utiliza con pacientes de diabetes, una enfermedad en aumento por los estilos de vida no saludables y por el envejecimiento de la población.

Sin embargo, el líder en ventas de envases es el medicamento Adiro, un antitrombótico conocido por ciudadanos con problemas cardiacos. Este medicamento es de Bayer y aunque ya perdió su patente, la venta a precio menor permite que siga vendiendo 17,5 millones de unidades. “Adiro es un producto de uso crónico con gran volumen de pacientes. El producto líder del que hablamos es el genérico, que actualmente está canibalizando las ventas del original y que lleva sólo dos años en el mercado”, cuenta González.

Le siguen otros de los grandes conocidos de los botiquines de todo hogar, el Nolotil de Boehringer Ingelheim, que se utiliza contra la fiebre y como analgésico.

Otro analgésico y en este caso antiinflamatorio, Enantyum (de Menarini), también entra en la clasificación, igual que el opioide Zaldiar, de Grünental. Por último, en el puesto décimo se encuentra Ventolín, un dilatador de las vías respiratorias que se utiliza frente al asma, fabricado por GSK, y que comercializa 6,8 millones de envases.

Un mercado sin crecimiento
En el último año, según los datos de IMS Health, las ventas de medicamentos en farmacia prácticamente se han mantenido. El total ascendió a 9.241 millones de euros, un 0,1% menor que hace un año, con datos del primer trimestre de 2015.

Esto se debe al estricto control del gasto por parte del Gobierno y comunidades autónomas, con diversos decretos y descuentos introducidos. En unidades, el mercado creció muy ligeramente, en un 0,8%.

“Nuestras perspectiva es que el mercado farmacéutico total crezca un 1,6% en 2016 y en concreto el mercado retail un 0,8% siendo tasas superiores a los últimos años”, señala Marta González, responsable de consultoría de IMS Health.

Respecto a las compañías que más vendieron en 2014 en las boticas, Novartis alcanzó el liderato, con 584 millones. Tras la compañía suiza se sitúan Pfizer, Sanofi, GSK, Merck, Johnson & Johnson y la catalana Esteve.

 

Fuente: Cinco Días

Reino Unido: eximir al farmacéutico del castigo para ganar en farmacovigilancia

El Departamento de Salud británico está estudiando dar inmunidad a los farmacéuticos ante los errores de dispensación. La razón residiría en que la Administración sanitaria quiere fomentar el uso del sistema de errores y su despenalización contribuiría a ello. Un portavoz del departamento ha defendido en medios ingleses que «fomentar que los farmacéuticos y sus equipos comuniquen que han cometido un error significará que los pacientes dispondrán de una atención más segura». «Los profesionales de farmacia aprenderán de sus errores y evitarán que vuelvan a suceder. Con la despenalización de errores se promoverá una cultura más abierta de transparencia», ha añadido.

Sin embargo, el debate está en la calle, pues colectivos de consumidores y asociaciones de pacientes reclaman castigo para un profesional cuyo error podría causar una muerte. Según los datos proporcionados por los profesionales, Reino Unido se movería en unas cifras de unos 10.000 errores de medicación al año sobre 1.000 millones de recetas emitidas, recogía la BBC. Pero otras investigaciones académicas sugerirían que ascenderían a 250.000. Siete muertes se habrían vinculado a medicamentos de dispensación en farmacias desde 2009.

Fuente: Correo Farmacéutico

Frente dentro de Farmaindustria contra el acuerdo con Sanidad y Hacienda

Un acuerdo que, en principio y de puertas hacia fuera, concilió la aprobación de todos los implicados suscita más dudas con el tiempo que pasa. Y es que, según ha podido saber Redacción Médica, varios laboratorios innovadores han mostrado su escepticismo respecto al pacto de Farmaindustria con los ministerios de Hacienda y Sanidad para limitar el gasto farmacéutico y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), un frente que reclama que su firma se retrase, al menos, hasta que se aclaren algunas de las cuestiones que lo rodean.

Una de las principales preocupaciones de las compañías, expresada principalmente por las de origen español, está en el cambio que va a sufrir el panorama político nacional tras las recientes elecciones autonómicas, que va a provocar cambios en los gobiernos de varias regiones. Por ello, los laboratorios reticentes quieren que el acuerdo se dilate, al menos, hasta que el pacto se pueda tratar en el Consejo General de Política Fiscal y Financiera, con los nuevos consejeros de Hacienda que puedan ser nombrado.

El problema está en que, a partir del 8 de junio, el departamento que dirige Cristóbal Montoro tiene la intención de acelerar la marcha para poner en funcionamiento el contenido del acuerdo con Farmaindustria. Según ha podido saber este medio por fuentes gubernamentales, después de esta fecha y tras aprobar el Congreso de los Diputados que el gasto farmacéutico de las regiones quede ligado a la evolución del producto interior bruto (PIB), la intención de Hacienda es que los pactos con la industria sanitaria se firmen cuanto antes, una iniciativa que afecta no solo a la patronal del medicamento innovador, sino también a Aeseg y a Fenin.

Dudas respecto a los intercambios

Sin embargo, también hay dudas respecto al ‘intercambio de favores’ que rodea este acuerdo. Y es que una de las promesas que había para que la industria farmacéutica innovadora accediera a él era la de que se pusiera fin a la priorización de genérico en caso de prescripción por principio activo, a través de un cambio en la Ley de Garantías. Dicha modificación tenía que encontrarse entre las propuestas en la reciente y polémica reforma de la financiación autonómica, recién aprobada en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, esto no ha sido así, y se trata de una circunstancia que ha molestado y generado desconfianza particularmente entre las multinacionales presentes en Farmaindustria. Sobre todo porque, según indica un responsable de un laboratorio europeo, dudan de que la eliminación de la priorización del genérico tenga encaje legal en el futuro real decreto de precios y financiación, la otra vía por la que podría ponerse en marcha esta medida.

Un futuro lleno de interrogantes

Lo cierto es que los laboratorios tienen razones para atesorar dudas respecto al pacto con las administraciones públicas. Aunque se viene formulando desde principios del año pasado, siendo una idea cuyo desarrollo comenzaron Ana Mato y Elvira Sanz, exministra de Sanidad y expresidenta de Farmaindustria respectivamente, de su articulación poco se sabe aun.

Parecido ocurre respecto a la vinculación del gasto farmacéutico al PIB, que, tras ser aprobada en el Congreso de los Diputados, todavía se desconoce cómo se va a instrumentalizar, dado que su aplicación depende de la creación de una herramienta de financiación (un fondo de liquidez sanitario, por así decirlo) al que se tienen que adherir las comunidades autónomas.

Con todo, está claro que el Gobierno sí está teniendo estos elementos en cuenta a la hora de hacer las previsiones de ahorro de 2015. De hecho, el ejecutivo de Mariano Rajoy los incluyó en la Actualización del Programa de Estabilidad 2015-2018 enviada a la Comisión Europea, y en la que calcula que con estas medidas podrá ahorrar unos 500 millones en 2015 y otros 500 millones adicionales en 2016 en materia de medicamentos.

Fuente: Redacción Medica

Los medicamentos, quinto producto español más exportado en 2014

Los productos farmacéuticos ocuparon el quinto puesto del ranking de productos españoles más exportados en 2014, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio que recoge el Boletín de Coyuntura del Mercado del Medicamento en España de la patronal de la industria farmacéutica.

Los productos farmacéuticos se sitúan por detrás de los vehículos automóviles, las máquinas y aparatos mecánicos, los combustibles y aceites minerales e inmediatamente detrás de los aparatos y material eléctrico.

El Boletín refleja que, aunque actualmente ocupen esta posición, ésta no ha sido la situación tradicional. De este modo, en el año 2000, las exportaciones de medicamentos desde España ocupaban el puesto 17 en el ranking, lo que supone un avance de 12 puestos en 14 años. El valor de las exportaciones de productos farmacéuticos desde España se ha multiplicado por más de 5 en este tiempo.

LÍDER EN PRODUCCIÓN DE BIENES DE ALTA TECNOLOGÍA

Por otro lado, los datos que recoge la publicación revelan que la producción de medicamentos se afianza, un año más, en la primera posición en el ranking de producción de bienes de alta tecnología, tal y como se desprende del último Informe sobre Indicadores de Alta Tecnología que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los productos farmacéuticos representaron casi el 27% del total de la producción industrial de bienes de alta tecnología en 2013 en España. Este dato es especialmente relevante si se tiene en cuenta que la industria farmacéutica tan sólo genera un 2% de toda la producción industrial de nuestro país, por lo que revela claramente su alto componente tecnológico.

Además, en lo que representa al comercio exterior, los productos farmacéuticos no sólo son el quinto producto más exportado desde España, sino que también son el segundo producto de alta tecnología más exportado, con una cuota del 21% sobre el total nacional de estos productos. Las exportaciones de bienes de alta tecnología son más difíciles de sustituir en los mercados de llegada y su contribución a la balanza comercial de un país suele ser más estable en el tiempo.

Fuente: ConSalud