La estrategia europea en medicamentos prioritarios, clave contra enfermedades raras

El Plan de Medicamentos Prioritarios (Prime) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, en sus siglas en inglés) ha conseguido en sus dos años de vida impulsar la innovación y mejorar la eficiencia del proceso de desarrollo en áreas terapéuticas con necesidades médicas no cubiertas. El objetivo es apoyar y optimizar la existencia y el acceso a medicamentos para aquellos pacientes cuyas enfermedades no cuentan con un tratamiento o necesitan mejores opciones.

La disponibilidad de estos nuevos medicamentos, según un último informe presentado por la EMA, podría ser especialmente beneficiosa para cubrir las necesidades terapéuticas contra enfermedades raras (hasta el 83% de los fármacos aceptados en Prime) y para pacientes en edad pediátrica (el 44% de los medicamentos).

El director ejecutivo de la EMA, Guido Rasi, ha explicado que el balance de estos dos años “muestra que hemos establecido una plataforma que promueve el desarrollo de medicamentos prometedores para necesidades médicas no cubiertas. A través de Prime ofrecemos un diálogo temprano y mejorado para permitir la generación de mejores datos y evidencia más sólida sobre los beneficios y riesgos de un medicamento”.

Una característica clave de este programa de la EMA son las “reuniones de inicio”, es decir, encuentros en los que los actores implicados en el ciclo de vida de un medicamento acuerdan su inclusión en Prime y manejan aspectos como el de la gestión de riesgos. El objetivo de las reuniones es acordar los pasos para abordar de la mejor manera posible los asuntos relacionados con el contexto del asesoramiento científico.

Desde el lanzamiento del programa en marzo de 2016, la EMA ha recibido y evaluado un total de 177 solicitudes. De estas, 36 (21%) han sido aceptadas. La Agencia ha recibido solicitudes en una amplia gama de áreas terapéuticas; los medicamentos oncológicos y hematológicos representan la mayor parte, pero también se han presentado solicitudes notables de medicamentos que cubren las indicaciones en enfermedades infecciosas, neurología y trastornos psiquiátricos.

Fuente: Consalud