La Efpia incide en que la relación entre industria y sanitarios esté basada en la transparencia

El próximo 30 de junio la industria farmacéutica en Europa comenzará a publicar en internet las transferencias de valor que realiza a los profesionales sanitarios y las organizaciones sanitarias tal y cómo exige el nuevo código de transparencia europeo.
De esta forma la industria farmacéutica continental quiere poner negro sobre blanco sus relaciones con médicos y organizaciones de pacientes, lo que se interpreta como una apuesta clara por aumentar la confianza de la sociedad y publicitar el beneficio que estas sinergías provocan en los pacientes.
Como paso previo a la entrada en vigor del nuevo código de transparencia europeo, la patronal innovadora continental (Efpia) ha creado un vídeo pedagógico titulado ‘Trabajando por los pacientes’ en el que se explica por qué la industria farmacéutica y los profesionales sanitarios colaboran, detallando qué beneficios obtienen de ésta los pacientes y los sistemas nacionales de salud.
Por su parte, Farmaindustria ha traducido al castellano este recurso multimedia y ha empezado a divulgarlo para arrojar luz sobre la relación entre industria farmacéutica y profesionales sanitarios.
El vídeo incide en que esta relación se basa en compartir conocimientos. Por un lado, la comunidad científica ofrece al sector información valiosa en áreas de necesidad médica no cubiertas, soluciones terapéuticas potenciales y el uso cotidiano de tratamientos en la clínica. Mientras que la industria proporciona a la clase médica la oportunidad de diseñar el entorno terapéutico a través de programas de investigación clínica, el aprendizaje entre iguales y el conocimiento de los últimos avances para aplicar en su práctica diaria.
El objetivo final de esta relación reside en que los pacientes se benefician del desarrollo y uso de nuevos medicamentos, ya sea para la mejora de su calidad de vida o incluso para su curación.
En junio de 2016, la industria farmacéutica en Europa comenzará a publicar en internet las transferencias de valor que realiza a los profesionales sanitarios y las organizaciones sanitarias. Éste es sólo un paso de una iniciativa pionera que se consolidará en el tiempo, y que nace para aportar una mayor transparencia a esta relación, que ya está fuertemente regulada.
Los objetivos son reafirmar la confianza en el sector y fortalecer las bases de colaboraciones futuras, garantizando así que los pacientes en Europa continúen beneficiándose del trabajo conjunto de la industria farmacéutica y los profesionales sanitarios.

Fuente: El Global