Archivo de la categoría: Transferencias

Las transferencias de valor de la industria alcanzaron los 496 millones

Las transferencias de valor realizadas por la industria farmaceutica a las asociaciones y profesionales sanitarios alcanzaron los 496 millones de euros en 2015. En concreto en 2015, la industria invirtió, aproximadamente, 190 millones de euros en contratos con organizaciones y profesionales sanitarios para proyectos de I+D. Del mismo modo, contribuyó con 119 millones de euros en ayudas para que profesionales sanitarios pudieran acudir a actividades científicas y reuniones profesionales, las cuales, además, contaron con un apoyo de 66 millones de euros por parte del sector para su celebración a través de organizaciones sanitarias. Así se desprende de los datos facilitados por la patronal de la industria farmacéutica española, Farmaindustria.
A estos datos se suman la prestación de servicios profesionales, ya sean individuales o en grupos, por un valor de 88 millones de euros, y las donaciones, que sólo pueden realizarse a organizaciones sanitarias y que sumaron 33 millones.
Con estas cifras sobre la mesa, la industria farmacéutica afincada en España afronta el reto de la transparencia, al que han adoptado las compañías adheridas al Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica en España, que entre los días 27 y 30 de junio han publicado en sus sitios web las colaboraciones realizadas en 2015 con organizaciones y profesionales sanitarios derivadas de su colaboración en estos ámbitos.
Farmaindustria destaca el hecho de que más del 70 por ciento de las actividades científicas y los congresos y reuniones profesionales para los que la industria destina ayudas, ya sea a profesionales u organizaciones, son eventos de terceros organizados por entidades científicas acreditadas, lo que garantiza, dicen, “el rigor, la independencia y el interés científico de estas actividades”. Además, señalan que casi el 95 por ciento de las ayudas que destina la industria farmacéutica en España a profesionales sanitarios se ofrece a médicos. En este sentido, la patronal de la industria destaca el hecho de que sólo la inscripción media a un congreso científico de ámbito nacional es de 600-700 euros.
En cuanto a los servicios profesionales, que supusieron un total de 88 millones de euros, la patronal indica que estos “son reconocidos como de asesoramiento o consultoría y sus características y requisitos están delimitados en el Código de Buenas Prácticas”. Estos servicios pueden ser de diversa índole (ponencias en reuniones, realización de informes, etc.), pero en todo caso, “implican el abono de una remuneración y, en su caso, los gastos de desplazamiento y manutención”.
Por último, la patronal hace referencia a las donaciones a organizaciones sanitarias que prestan servicios de asistencia sanitaria social o humanitaria, que ascendieron a 33 millones de euros. Estas aportaciones, explican, “deben responder a peticiones de las propias organizaciones y son desinteresadas, pues, tal y como recoge el Código de Buenas Prácticas, no pueden constituir un incentivo para la recomendación, prescripción, compra, suministro, venta o administración de medicamentos”. Este tipo de ayudas van desde donaciones dinerarias para proyectos de investigación o a entidades académicas para que las destinen a becas, hasta la donación de medicamentos a instituciones humanitarias.

Novartis lidera los pagos 
Por compañías, la farmacéutica que más pagos ha realizado fue Novartis que, en 2015, destinó un total de 37,7 millones de euros a las transferencias de valor con profesionales y organizaciones sanitarias. En concreto, la compañía suiza, invirtió 20,2 millones de euros en contratos con organizaciones y profesionales sanitarios para proyectos de I+D, 10,9 millones en transferencias con profesionales sanitarios y 6,1 millones con organizaciones sanitarias. Le sigue en la lista Roche, con una inversión total de 31,8 millones de euros. De ellos, 17,6 se destinaron a lo referente a actividades de I+D, 4,6 millones a profesionales sanitarios y otros 4,6 millones a organizaciones sanitarias.
En tercer lugar se sitúa Pfizer con un gasto total de 29,9 millones de euros. En concreto, la compañía norteamericana destinó 10,1 millones a actividades de I+D, 4,9 a organizaciones sanitarias y 14,9 a profesionales sanitarios. De hecho, Pfizer es la compañía que más pagos realiza a profesionales sanitarios. Seguidamente en la lista se posiciona MSD, con una inversión total de 28,9 millones de euros. De estos, 10,7 se destinan a actividades de I+D, 10,4 a profesionales sanitarios y 7,7 a organizaciones sanitarias.
En mitad de la tabla se encuentra la británica GSK con un gasto total de 23,3 millones de euros. En concreto, 12,9 millones se destinaron a I+D, 4,3 millones de euros a profesionales sanitarios y 6 millones de euros a organizaciones sanitarias. Le sigue la española Ferrer con un total de 20,7 millones de euros. La primera farmacéutica nacional en el ránking destinó 16,58 a actividades de I+D, 1,27 a organizaciones sanitarias y 2,89 a profesionales sanitarios.
Sanofi y la Fundación Genzyme se sitúan en el septimo puesto. En total la inversión es de 19,7 millones de euros, destinando a organizaciones sanitarias 4,4 millones y a profesionales sanitarios 7,4. La inversión en I+D alcanzó el 7,9 millones. AstraZeneca se queda en la octaba posición con 19,7 millones de euros, de los que 10,2 se destinan a I+D, 4,9 a profesionales sanitarios y 4,6 a organizaciones sanitarias.
Cierran la lista Esteve con 19,2 millones de euros en transferencias de valor, de las que 13,6 se destinan a I+D, 4,3 a profesionales sanitarios y 1,2 millones a organizaciones sanitarias y Abbvie con 17,8 millones, de los que 4,3 millones se destinan a I+D, 5,5 a profesionales sanitarios y 8 a organiaciones sanitarias.
Otras compañías con fuerte peso en España y que también han cumplido con el reto de transparencia son Boehringer Inhelgeim con 12,1 millones de euros en transferencias totales, Lilly, con una inversión de 12 millones de euros, Bayer con 11,29 millones y Merck con 8,4 millones.

Fuente: El Global

La transparencia, una condición ‘irrenunciable’ para la industria farmacéutica

Autoridades, profesionales y organizaciones sanitarias, pacientes e industria farmacéutica se han dado cita para insistir en la importancia de la transparencia en todas las actividades que tienen que ver con el ámbito sanitario y especialmente con la industria farmacéutica.

Durante esta jornada, organizada por FARMAINDUSTRIA, Antoni Esteve, presidente de la patronal farmacéutica ha subrayado que ‘la transparencia se ha convertido en una condición irrenunciable en todos los ámbitos, y el entorno sanitario no debe ser una excepción’. Así mismo, el presidente ha señalado que ‘la industria farmacéutica está dispuesta a liderar el debate de la transparencia, pues genera confianza y la confianza es imprescindible para garantizar una atención sanitaria ajustada a los mayores estándares de calidad’.

A este objetivo responde el nuevo Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica, que entró en vigor en enero de 2014, por el cual las compañías estarán obligadas -a partir de 2016- a publicar anualmente las transferencias de valor que realicen a profesionales y organizaciones sanitarias por actividades de investigación y desarrollo, formativas o reuniones científico-profesionales, así como por donaciones y por prestación de servicios.

Para Esteve, esta ‘se trata de una iniciativa cuya envergadura y alcance no tiene precedentes en otros sectores empresariales, con la que se espera potenciar la confianza en la legítima y necesaria colaboración entre la industria farmacéutica y los profesionales sanitarios’.

El Director General de FARMAINDUSTRIA, Humberto Arnés, también ha destacado la ‘excelente’ ocasión que supone este Código de Buenas Prácticas ‘para afianzar la imagen y la confianza de la sociedad en el sector sanitario en general y en la industria farmacéutica en particular’.

Este Código traspone la normativa europea y armoniza el sistema español de autorregulación con el resto de países de nuestro entorno.

Fuente: PR Noticias

Moreno: “Afrontamos una labor tan difícil como el fin de las transferencias”

“Nuestra misión es seguir consolidando el sistema sanitario, con una cabeza privilegiada como es el ministro Alfonso Alonso, que no solamente va a mantener la maquinaria del ministerio funcionando sino que, además, va a abrirse a todos los sectores, a entrar en contacto desde ya con ellos, como han hecho, por otra parte, todos los ministros anteriores”. Es la declaración de intenciones del nuevo secretario general de Sanidad y Consumo, Rubén Moreno, que tomó posesión de su cargo el pasado miércoles en el salón de actos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad bajo la atenta mirada del nuevo ministro y de la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, y arropado por una nutrida representación del sector sanitario.
Moreno reconoció la “extraordinaria labor” desarrollada por el anterior equipo durante estos últimos tres años y recordó que nos encontramos “en el tramo último de la legislatura”. Asimismo, admitió que mantener todo en funcionamiento “exige un trabajo enorme” pero comprende que la gente “necesite también hablar con quien es la cabeza máxima en este terreno en España”.
El secretario general aseguró que han empezado ya a trabajar en el pacto. “El area sanitaria está transferida en su mayor parte pero tiene una labor fundamental y en la parte de farmacia estamos hablando con todos los agentes implicados para poder avanzar en cuestiones que van a ser muy importantes para la sostenibilidad del sistema”, avanzó, puntualizando que “hay que hablar con estos sectores, conseguir integrarlos e implicar a sus responsables para hacerles más partícipes”.
Durante su intervención, Alonso subrayó la “vuelta a casa de Rubén”. Una sensación extraña para el nuevo responsable, “porque físicamente está todo igual” que en sus recuerdos, aunque han pasado casi 14 años. “Fui el último presidente del Insalud y el presidente del Gobierno me encargó terminar las últimas transferencias sanitarias, cosa que hicimos: ahora nos enfrentamos a una labor tan difícil como aquella”, recalcó.
Moreno remarcó que, a día de hoy, nos encontramos con un sistema que hay que mantener “cohesionado y coordinado”, la diferencia entre entonces y hoy “es que la gente ha entendido que es un sistema en el que tenemos que colaborar para seguir manteniendo el Sistema Nacional de Salud. Hay que utilizar los instrumentos para construir entre todos una forma más eficiente”.
Respecto a la posibilidad de nuevos cambios en el equipo, el secretario general aseguró que hasta ahora siempre ha tratado de colaborar con la gente que estaba en “sin tener en cuenta ni colores ni ideologías. La Administración está al servicio del Estado, que debe estar disposición de todos nosotros”. Sin embargo, apenas un día después de que Rubén Moreno asumiera su cargo, la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, presentaba su dimisión, la tercera renuncia en las últimas semanas, poniendo fin a una gestión rodeada de polémica, con temas espinosos como el calendario vacunal único o la retirada de la vacuna de la varicela de la oficina de farmacia.

Un sistema “mejor y más sólido” 
El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Moreno, destacó durante la toma de posesión del nuevo secretario general la necesidad de seguir desarrollando los pactos firmados con los profesionales sanitarios, y afirmó que la salud debe ser el pilar fundamental del bienestar. Entre otros puntos, pidió al secretario general que continúe avanzando en proyectos como la salud digital, la medicina personalizada y el espacio sociosanitario.
Alonso subrayó que ambos comparten los mismos objetivos y, en especial, un compromiso que pasa por hacer “mejor y más sólido” el sistema sanitario español para que “siga siendo uno de los mejores del mundo”.
Para reforzarlo, abogó por buscar diálogo y consenso, e intentar trabajar sin prejuicios con valores como la solidaridad, el esfuerzo y la capacidad de superación. Valores que ha tenido la sociedad española también en momentos difíciles en los que, incluso, el sistema sanitario español “ha seguido siendo un orgullo y un referente”.
El ministro ensalzó la trayectoria del actual secretario general, sin pasar por alto el reconocimiento al trabajo realizado “en circunstancias muy difíciles” por la ya ex secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas.

Fuente: Gaceta Médica