Archivo de la categoría: Tecnología

La industria farmacéutica y la tecnología se unen para combatir enfermedades

Steve Jobs dijo que, tras la unión de la tecnología y el arte (gracias a la cual Apple es, hoy en día, una de las tecnológicas más rentables), la siguiente gran unión de este tipo que habría de producirse sería la de la tecnología con la biología, poniendo el foco en el tratamiento de enfermedades, la prevención de las mismas y las mejoras en la calidad de vida de quienes las sufren, una conexión en la que tienen especial participación los laboratorios farmacéuticos. En esta alianza de la farmacia y la tecnología tenemos casos como el de GlaxoSmithKline y Alphabet, que recientemente han firmado un acuerdo para crear una empresa conjunta desde la que comercializar dispositivos bioelectrónicos que se unan a nervios individualmente para hacer frente a determinadas enfermedades o lesiones nerviosas, tal y como informa la agencia Reuters.

En el campo de las biotecnologías, las compañías Setpoint Medical y EnteroMedics han colaborado para demostrar los beneficios de la bioelectrónica frente a enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide o la supresión del apetito en las personas obesas.

La miniaturización también es otro de los aspectos donde farmacología y tecnología están colaborando. La compañía Medtronic comercializa una cámara-pídora que evita pasar por el trago de las colonoscopias, y Proteus Digital Technology trabaja conjuntamente con las farmacéuticas en el desarrollo de pastillas inteligentes, equipadas con microchips para dosificar la cantidad de medicamento en el torrente sanguíneo. Igual que con los inhaladores.

Es una carrera por producir nuevos productos de consumo dentro del área de la salud; carrera en la que todos los gigantes compiten. Sanofi también trabaja con Alphabet en un tratamiento contra la diabetes, y Biogen hace lo propio para estudiar la progresión de la esclerosis múltiple.

En el área de la tecnología también se busca un trozo del inmenso y rentabilísimo pastel de la salud. Así que Alphabet no es la única que anda metida en esto. Cómo no también Apple y Samsung desarrollan aplicaciones de monitorización de salud para wearables.

El objetivo, según dicen, es demostrar que los medicamentos pueden mantener la salud de los pacientes, lo que por otra parte es un motivo de alegría para las aseguradoras, otro de los agentes implicados e interesados en el bienestar de los pacientes.

La asignatura pendiente todavía es la de superar las exigencias sobre ensayos clínicos, antes de tener la autorización de las respectivas administraciones para establecer los tratamientos médicos de forma segura. Ensayos que, como bien saben muchos enfermos, cuestan bastante dinero y varios años hasta tener el visto bueno para llegar al mercado.

Fuente: Muy Computer Pro

Casos de éxito en transferencia de tecnología e I+D

Los investigadores y las instituciones sanitarias tienen un nuevo recurso para transferir sus descubrimientos a la sociedad. Si hay un descubrimiento relevante en la Universidad, la empresa Amadix puede adquirir ese descubrimiento y empieza los estudios clínicos. Dicha investigación se lleva a cabo por los mejores expertos de todo el mundo y el producto se comercializa en los principales mercados a través de un acuerdo con un socio internacional. Finalmente, ese producto llega a los pacientes y médicos de todo el mundo, con beneficios para la empresa, la comunidad e investigadores. Amadix es un caso de éxito en materia de transferencia de tecnología sanitaria.

En un foro de experiencias en el marco del encuentro Redtransfer, asociación de profesionales de la transferencia, innovación y gestión de la investigación, celebrado en Sevilla, Ana Martín, directora científica de Amadix, explicó que están buscando activamente nuevos proyectos innovadores en el diagnóstico de cáncer que tienen una lógica comercial clara, procedentes de universidades, hospitales e instituciones para ampliar la transferencia por la concesión de licencias de tecnología punta.

La compañía identifica, evalúa y concede licencias de descubrimientos importantes en el diagnóstico del cáncer y los desarrolla en productos comercializables. Cuenta con una cartera de cinco pruebas innovadoras en el desarrollo de los usos diagnósticos, pronósticos y predictivos de pulmón, colon y próstata.

“Ponemos nuestro equipo al servicio del grupo de investigación dándole soporte y consejo en lo que nosotros pensamos que es el desarrollo de un producto que luego va a ser comercializado. Miramos la robustez científica, la necesidad clínica, la propiedad intelectual, la oportunidad comercial y el número de competidores”. Eso sí, el investigador principal sigue en contacto con ese desarrollo.

La estrategia de esta empresa es convertirse en el socio de elección para España de universidades, hospitales e instituciones de investigación para el desarrollo de herramientas de diagnóstico de Oncología, lo que le permite estar en la vanguardia del desarrollo de biomarcadores de oncología al tiempo que reduce significativamente el riesgo y los costos asociados con la investigación básica y el descubrimiento temprano.

Historia de éxito
Javier Etxabe, responsable de la unidad de protección de resultados y promoción de empresas de base tecnológica de la OTRI del CSIC, expuso la historia de éxito de Elisa-R5, un sistema para medir la cantidad de gluten existente en los alimentos. Desde el Centro Nacional de Biotecnología se generó un anticuerpo monoclonal llamado R5 para identificar gluten, como una herramienta biotecnológica con mayor sensibilidad y especificidad que los anticuerpos policlonales.

Fuente: Diario Médico

Las Redes Sociales pueden contribuir a mejorar la labor de Farmacovigilancia de los medicamentos e informar con mayor eficacia a la Sociedad

“Los pacientes utilizan las Redes Sociales para comunicar con otros pacientes, generando información de valor sobre la seguridad de los medicamentos, su utilización y los efectos adversos que puedan surgir. La información está ahí, en la Red, y el reto es saber cómo la Industria Farmacéutica puede valerse de estos datos para tener una información útil para el desarrollo de los medicamentos”, señala Elvira Falco, gerente de Registros y Farmacovigilancia de Lilly y que impartió la ponencia “Análisis del impacto en la Farmacovigilancia del uso de nuevas herramientas” durante el “XI Congreso Nacional de la Asociación de Médicos de la Industria Farmacéutica (AMIFE)”, que se clausura hoy en Madrid.

Elvira Falco añade que “históricamente, ha existido la queja sobre infra-notificación de efecto adversos cuando el fármaco está en el mercado. Hay información por parte de los médicos mediante las tarjetas amarillas y los datos que la Industria recoge. Las Redes Sociales, pueden ayudar a recabar más información sobre el comportamiento de un determinado medicamento, aunque nunca sustituirá el actual sistema de análisis, los ensayos clínicos y sus estudios epidemiológicos y observacionales”.Mesa sobre ·"Desafíos de la Farmacovigilancia de hoy"

Hoy se clausura “XI Congreso Nacional de AMIFE”, que comenzó el pasado miércoles 12, y que ha reunido en el Hotel Eurobuilding de Madrid a unos 300 profesionales de la Medicina y la Investigación. El congreso tiene como objetivo “ser un lugar de encuentro, de debate y de formación de todos los profesionales de la Industria Farmacéutica (médicos, químicos, farmacéuticos, biólogos…) que están desarrollando I+D+i en España”.

Belén Sopesén, presidenta de AMIFE, señala que “el congreso pretende actualizar, compartir conocimiento y, principalmente en esta edición, analizar la situación del I+D+i y las nuevas oportunidades para España y poner al día los últimos avances en la Reglamentación Europea de los ensayos clínicos y farmacovigilancia”. El lema del congreso es “Renovación y nuevas oportunidades”.

Elvira Falco comenta que “las Redes Sociales también ayudarán a conocer si se están haciendo usos no autorizados por parte de pacientes de un determinado medicamento. En este sentido, las Redes Sociales también puede servir para informar con mayor eficacia a la Sociedad y atajar rumores que puedan afectar a la salud de las personas”. “Lo que no cambiará –agrega Falco- en un futuro es la normativa por la cual la Industria Farmacéutica no podrá dirigirse directamente a los pacientes, por lo que será necesario la creación de herramientas que filtren la información que se genera en la Red y cómo ésta puede contribuir a la seguridad de los medicamentos y a la mejora de posteriores desarrollos”.

El “I Estudio de Reputación en eSalud”, realizado por Com Salud y Ártica Telemedicina, señala que la Industria Farmacéutica tiene una presencia reducida en las Redes Sociales ya que apenas el 34 por ciento de las empresas consultadas disponen de perfiles en Redes Sociales, como Twitter, Linkedin o Facebook, entre otras.

La bioimpresión 3D, la solución para acelerar las investigaciones con fármacos

Actualmente, el desarrollo de un nuevo medicamento suele durar unos 10 años. Es un proceso que abarca desde las distintas fases de investigación hasta su comercialización en un determinado país. Sin embargo, una nueva técnica, ya conocida por ser una puerta de entrada a un mundo de posibilidades para crear implantes y prótesis que no generan rechazo, se ha impuesto como una vía de aceleración en la investigación de fármacos. Es la bioimpresión 3D y podría acortar el proceso a tres años.

Aunque la bioimpresión 3D prácticamente acaba de empezar, es una de las áreas de investigación que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos meses. De hecho, un estudio reciente de IDTechEX estima que el sector de la bioimpresión 3D en el ámbito sanitario generará un negocio de unos 6.000 millones de dólares anuales en diez años.

La bioimpresión es la impresión 3D paralelamente y en combinación con productos farmacéuticos como hidrogeles, biomoléculas, proteínas o células autólogas. Hoy en día, está permitiendo generar tejidos que permiten a las empresas y centros de investigación acelerar enormemente sus proyectos de investigación para la cura de enfermedades hasta ahora incurables o de difícil tratamiento, así como ahorrar costes al hacer los ensayos de fármacos, vacunas y pruebas de tolerancia sobre tejidos ‘humanizados’ en vez de en animales de experimentación.

‘Esto es ya una realidad y 100% factible’. Así lo ha asegurado José Manuel Baena, CEO de Breca Health Care, durante el 7º Encuentro Internacional de Biotecnología, BioSpain 2014. Este especialista ha explicado su proyecto de bioimpresión 3D de tejidos tisulares en la mesa ‘Building organs: milestones and challenges in tissue engineering’.

‘La bioimpresión de tejidos va a revolucionar el ámbito sanitario. Pero la necesidad no solo está en llegar a crear con esta técnica un órgano para trasplantar. La primera necesidad es la de generar modelos tisulares para la prueba de fármacos, con lo que conseguiríamos que en vez de desarrollarlo en 10 u 11, podamos tenerlo aprobado en tres o cuatro. Es un avance muy significativo’, explica este especialista.

A su vez, ha señalado que ahora el reto es ‘la construcción de estructuras más complejas’. Del progreso de la bioimpresión 3D también ha habladoLuiz Sampaio, del Texas Heart Institute, de Estados Unidos. Según este experto, ‘la puerta está abierta a la ingeniería tisular y la organogénesis’.

Con respecto a las oportunidades de la bioempresión 3D en la fabricación de órganos, ha hecho hincapié en que ‘ya ha sido posible el trasplante de una tráquea y una vejiga en humanos y mi optimismo me dice que se hará con un corazón en no más de 10 años’. En este ámbito hay 565 estudios registrados y otros 220 se encuentran en fase de reclutamiento.

Eso sí, la falta de financiación es el principal obstáculo que hacen peligrar el desarrollo futuro de la ingeniería tisular.

Fuente: PR Noticias

Método revolucionario de administración automática y localizada de dosis de medicamentos

Aproximadamente una de cada cuatro personas mayores sufre de dolor crónico. Muchas de esas personas toman medicamentos, generalmente en forma de píldoras. Pero esa no es la manera ideal de tratar el dolor, ya que obliga a los pacientes a tomar medicamentos con bastante frecuencia y pueden sufrir efectos secundarios como consecuencia de que el contenido de las píldoras se propaga a todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Ahora, unos investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos, han perfeccionado una técnica que podría permitir que medicamentos para el dolor y otros fármacos fuesen administrados directamente a partes específicas del cuerpo, y en una dosificación regular y estable durante un período de hasta 14 meses.

El tiempo que se mantiene liberando los fármacos el nuevo sistema, desarrollado por el equipo de la ingeniera Paula Hammond, supera significativamente el alcanzado por la mayoría de las películas biodegradables comerciales de administración controlada.

En principio, una vez se implanta, el nuevo dispositivo libera el fármaco poco a poco durante más de un año sin que nadie tenga que hacer nada más, ni siquiera retirar la película cuando su medicamento se ha agotado. Para conseguir que se libere el fármaco durante un tiempo largo, normalmente es necesario algo que pueda retener el fármaco, como un depósito o dispositivo comparable. Y por lo general no es degradable; libera el fármaco lentamente, pero una vez lo ha soltado todo se queda como un objeto extraño retenido en el cuerpo, y la única forma de hacerlo desaparecer es sacarlo, esencialmente mediante cirugía.

En cambio, el nuevo método utiliza películas delgadas biodegradables de tamaño nanométrico cargadas con moléculas de fármacos que el cuerpo absorbe poco a poco. La película se acaba disolviendo y no queda nada de ella dentro del cuerpo.

En el trabajo de investigación y desarrollo también han intervenido Bryan Hsu y Samantha Hagerman, del MIT, así como Myoung-Hwan Park, de la Universidad Sahmyook en Seúl, Corea del Sur.

Fuente: NCYT

El sector farmacéutico, de los más afectados por ciberataques

Los actores maliciosos recurren a métodos cada vez más sofisticados para robar información sensible de usuarios, empresas u organizaciones. Los datos son el ‘premio’ que la mayoría de atacantes quiere lograr. Pero no les vale cualquiera, solo aquellos que tienen un gran ‘valor en la calle’, como son los que tienen que ver con la salud. Por ello, el sector farmacéutico es uno de los primeros objetivos para estos delincuentes. En concreto, durante la primera mitad del año 2014, la industria farmacéutica y química se ubicó en el tercer lugar de verticales de alto riesgo para encuentros de Web malware, según ha revelado el Informe Anual de Seguridad 2014 del Cisco.

CiscoInforme2014Hoy en día, la ‘excesiva’ confianza depositada por parte de los usuarios en los sistemas, las aplicaciones y las empresas que interaccionan con ellos a través de Internet está siendo aprovechado por los actores maliciosos para robar datos o interrumpir operaciones. Pero poco a poco, estos atacantes están recurriendo a métodos más sofisticados, lo que hace que la seguridad tradicional basada en la estratificación de los productos y el uso de varios filtros, no sea suficiente para defenderse de la última generación de malware, que se propaga rápidamente, tiene objetivos globales, y utiliza múltiples vectores para propagar.

Esto genera un problema que va más allá de explotar la confianza pública. Los criminales erosionan la reputación y la integridad de los productos de organizaciones y empresas, pues los usuarios pondrán en cuestión la eficacia de la web y las garantías de aplicación, autenticación, autorización y arquitecturas.

De hecho, aumenta el riesgo de que ese sistema sea atacado cuanto mayor sea el valor de los datos que constituyen el objetivo del hacker. ¿Pero son conscientes todas las organizaciones? Según el Informe Anual de Seguridad 2014 del Cisco, compañía mundial de Tecnologías de Información, en el 100% de las redes de empresas que se han analizado había tráfico hacia sitios web que alojan malware. Es decir, han sido comprometidas y ni siquiera lo sabían.

Los investigadores examinaron de cerca 16 multinacionales que hasta 2013 controlaban más de cuatro millones de millones de dólares estadounidenses en bienes con ingresos por más de 300 mil millones de dólares. Este análisis desvela que las empresas en mercados verticales de alta rentabilidad, como la industria farmacéutica y química son los primeros objetivos para los hackers. Los investigadores de Ciscotambién observaron un crecimiento destacable en el sector de la agricultura, la minería y la industria electrónica.

Fuente: PR Noticias

Los ensayos clínicos “in silico” son ya una realidad

ComputaciónEl Institute for in silico Medicine (INSIGNEO), de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y la entidad belga The Virtual Physiological Human Institute for Integrative Biomedical Research, (VPH Institute), acaban de presentar a la comunidad científica y médica un modelo por ordenador del funcionamiento del cuerpo humano que permitirá probar tratamientos sin necesitar de pacientes ni animales. Ambas entidades se han ocupado de integrar todo el conocimiento mundial existente sobre la fisiología humana en un modelo que evalúa los tratamientos médicos antes de aplicarlos sobre pacientes reales. Es lo que se conoce como Medicina, no in vivo ni in vitro, sino in silico. Los científicos emplean este término para describir el modelado, la simulación y la visualización de procesos biológicos y médicos por medio de ordenadores. La aparición de la Medicina in silico es el resultado de los avances de la informática médica a lo largo de los últimos veinte años.

Proyecto ACGT de la Unión Europea

La investigación in silico podría suponer, de forma paradigmática, algo tan impresionante que resulta casi inimaginable: la posibilidad de simular con precisión procesos biológicos reales en un entorno virtual. Aunque esta área se encuentra todavía en su etapa inicial, los científicos han logrado ya importantes avances. Un ejemplo de ello es el ACGT (“Ensayos clínico-genómicos avanzados en cáncer”), financiado por la Unión Europea, y cuyo objetivo es el de proporcionar al colectivo de investigadores del cáncer unas infraestructuras de tecnologías de la información y comunicación (TIC) de última generación, que permitan la aplicación de la genómica a la práctica clínica para el tratamiento del cáncer.

“El simulador oncológico es un sistema de software integrado capaz de simular la respuesta in vivo de los tumores al tratamiento, en un entorno que reproduce un ensayo clínico”, explica profesor Norbert Graf, director de la Clínica de Hematología y Oncología Pediátricas del Hospital Universitario de Sarre (Alemania) e investigador senior del proyecto ACGT. “Su finalidad es servir de herramienta de apoyo para la toma de decisiones clínicas sobre pacientes individuales. El principal objetivo del sistema es la optimización del tratamiento del cáncer”, concluye el profesor Graf.