Archivo de la categoría: I+D+i

Los datos laborales de la industria: 200.000 empleos y 4.200 investigadores

La industria farmacéutica asegura que es un sector clave en la economía española por su carácter innovador y la creación de puestos de trabajo, con un total de 200.000 empleos generados, 37.000 directos, de los que un 96 por ciento tienen contrato indefinido y casi el 50 por ciento mujeres.

Así lo ha destacado el director técnico de Farmaindustria, Emili Esteve, durante su intervención en la inauguración del Farmaforum 2017, destacando la “apuesta por el talento y capital humano de la máxima capacidad” que realizan.

Además, de estos trabajadores unos 4.200 profesionales de la industria desarrollan su labor en el ámbito de la investigación y desarrollo, representando a más del 11 por ciento del total en este campo estratégico.

Sector de vanguardia

“Todo esto hace del farmacéutico un sector de arrastre en la economía española, un sector en vanguardia que, en un razonable marco de estabilidad, puede contribuir mucho a la necesaria transformación del modelo productivo español”, ha destacado este experto, según informa la patronal en su página web.

Además, durante su intervención Esteve también ha defendido su nuevo Código de Buenas Prácticas aprobado el año pasado que, a su juicio, no tiene precedentes en ningún otro ámbito industrial y “demuestra que este sector se adecúa a los tiempos y exigencias actuales”.

De igual modo, ha defendido que su trabajo “no acaba con la investigación y el desarrollo de medicamentos innovadores” sino que debe extenderse hasta que consiguen que estos productos llegan a quienes lo necesitan. Así, entre sus retos de futuro está afrontar la financiación de la innovación.

Fuente: Redacción Médica

En 2016 se han aprobado menos medicamentos que en años anteriores

La EMA y la FDA, las dos principales autoridades reguladoras del mercado farmacéutico en Europa y América, respectivamente, han autorizado en 2016 menos medicamentos nuevos que el año anterior. De hecho, en el caso de la FDA el número de aprobaciones es el más bajo de los últimos 6 años con 22 nuevos medicamentos innovadores, la mitad de los 45 aprobados el año anterior y volviendo a niveles de 2010. En Europa, la EMA recomendó la prescripción de 81 nuevos productos, frente a los 93 de 2015, aunque entre ellos también incluye medicamentos genéricos.

Esta desaceleración sugiere que la industria farmacéutica podría estar volviendo a unos niveles de productividad más normales después del repunte en las aprobaciones experimentado en 2014 y 2015, cuando el número de nuevos medicamentos que llegaron al mercado alcanzó los niveles más altos en los últimos 19 años.

John Jenkins, director de la oficina de nuevos fármacos de la FDA, reconoció el mes pasado que en esta caída de las aprobaciones se debía a varios factores, como el hecho de que cinco nuevos fármacos que pensaban aprobarse en 2016 se adelantaran y finalmente vieran la luz a finales del año anterior. También hubo una disminución en las solicitudes de autorización y la FDA también rechazó o retrasó más peticiones que en años anteriores. Dentro de estos retrasos que todavía podrían ver la luz están el fármaco para la esclerosis múltiple de Roche Ocrevus o el sarilumabm desarrollado por Sanofi y Regeneron para tratar la artritis reumatoide.

Según la consultora Deloitte, los retornos de la inversión en I+D de las 12 principales compañías farmacéuticas cayeron sólo un 3,7 por ciento en 2016, frente al máximo del 10,1 por ciento registrado en 2010. El aumento de la presión política por los elevados precios de muchos medicamentos innovadores supone un desafío creciente en un momento en que las empresas biotecnológicas y farmacéuticas están desarrollando más fármacos dirigidos a grupos más concretos de pacientes.

Fuente: Diario Médico

Dos investigadores de Navarrabiomed publican un libro de referencia internacional en inmunoterapia frente al cáncer

Los investigadores del centro de investigación biomédica Navarrabiomed David Escors y Grazyna Kochan han coordinado una publicación de referencia internacional en el campo de la inmunoterapia frente al cáncer, Myeloid-Derived Suppressor Cells and Cancer (‘Células supresoras de origen mieloide y cáncer’), publicada por la editorial científica Springer. Los investigadores describen el funcionamiento de las células mieloides supresoras (MDSC), responsables del progreso y metástasis de los tumores cancerígenos.

En la obra también han participado tres científicos de renombre internacional en este campo: Karine Breckpot y Jo Ginderachter, ambos de la Universidad Libre de Bruselas; y James Talmadge, de la Universidad de Nebraska (Estados Unidos).

Escors y Kochan forman parte del Grupo de investigación en Inmunomodulación de Navarrabiomed, a su vez integrado en el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra, IdiSNA. Ambos trabajan en el campo de las células mieloides supresoras desde 2010.

Entre sus mayores logros se encuentran el descubrimiento de uno de los modos principales de acción de los tratamientos contra el cáncer anti-PD1 y anti-PDL1 (de muy alta eficacia clínica en pacientes humanos), la patente del sistema de producción de células MDSC a gran escala para la identificación de nuevas dianas terapéuticas en melanoma, y el descubrimiento del proceso de envejecimiento del sistema inmunitario humano, trabajo realizado junto con University College London, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

MESA REDONDA CON EXPERTOS

David Escors participará este viernes como ponente en la sesión ‘Cáncer. Nuevas terapias experimentales’, organizada por el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Inmunología. En la jornada, se presentarán los últimos avances experimentales contra el cáncer y otras patologías.

El evento comenzará a las 19 horas en el Planetario de Pamplona y contará además con la participación de Ruth Vera, oncóloga e investigadora del Complejo Hospitalario de Pamplona e Ignacio Melero, investigador en Inmunoterapia de la Clínica Universidad de Navarra y CIMA. La entrada será libre hasta completar aforo.

Fuente: Noticias de Navarra

La industria farmacéutica asumió el 8,7% del gasto en innovación tecnológica en España en 2014

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho públicos los datos definitivos de su informe ‘Encuesta sobre Innovación en las Empresas. Año 2014′, el cual desvela que la industria farmacéutica asumió el 8,7 por ciento del gasto en innovación tecnológica en España durante el año pasado.

Según refleja este documento de carácter analítico, que recoge también que el gasto en innovación tecnológica “se redujo un 2,1 por ciento en el año 2014 y se situó en 12.960 millones de euros” en el territorio nacional, la rama de actividad que tuvo mayor porcentaje de empresas innovadoras en el sector de la industria fue el de las industrias del petróleo, con el 87,5 por ciento, y seguido de las de la Farmacia, con un 74,6 por ciento.

El INE señala, además, que la rama con mayor porcentaje de empresas innovadoras tecnológicamente en el sector industrial fue, nuevamente la de industrias del petróleo, repitiendo el porcentaje del 87,5 por ciento, y seguida otra vez por la de Farmacia, con un 64,4 por ciento. Por último, explica que la rama con mayor porcentaje de empresas con innovaciones no tecnológicas fue la de industrias del petróleo (87,5%), tras la que se situó Farmacia (59,5%).

Fuente: Acta Sanitaria

Biotecnológicas europeas lanzan libro blanco para la I+D en antibióticos

La Alianza BEAM, que reúne a pequeñas y medianas empresas biotecnológicas dedicadas a la investigación de nuevos antibióticos de toda Europa, ha presentado su libro blanco, una hoja de ruta que fija los objetivos de este consorcio y da a conocer el prometedor pipeline que suman las 39 empresas que la forman. El libro blanco apunta las acciones necesarias a corto plazo para revitalizar la investigación antimicrobiana en toda Europa y establece un plan a largo plazo más ambicioso.

La aparición de bacterias resistentes a diferentes antibióticos es reconocida como una crisis mundial de salud pública. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en un documento basado en datos de 114 países de que “la resistencia antimicrobiana es una creciente amenaza” y que “la posibilidad de volver a una era post-antibiótico en el que las infecciones comunes y lesiones menores podrían matar es una posibilidad muy real para el siglo XXI”. En la actualidad, son las pequeñas y medianas compañías biotecnológicas las que están liderando el cambio en busca de innovación en la manera de abordar este problema, ya sea con el diseño y desarrollo de nuevos antibióticos o con la identificación e implementación de estrategias preventivas contra la resistencia, entre otras.

El pasado mes de junio, 39 compañías biotecnológicas procedentes de 10 países europeos se unieron en la Alianza BEAM (siglas de Biotechs from Europe innovating in Anti-Microbial resistance) con el objetivo de acelerar el progreso en la lucha contra las resistencias antimicrobianas y minimizar el desarrollo futuro de nuevas resistencias adquiridas en patógenos.

Entre todas las empresas que forman BEAM se están desarrollando cerca de 100 compuestos para tratar o prevenir las infecciones bacterianas. Estos compuestos van desde pequeñas moléculas antibacterianas a estrategias alternativas o bioproductos, como fagos, anticuerpos, péptidos, dispositivos médicos, moduladores de microbioma y vacunas terapéuticas y profilácticas. “Este pipeline demuestra el dinamismo de la red y nuestro esfuerzo por combatir la resistencia antimicrobiana. De entre todos los compuestos, ya hay 20 en desarrollo clínico con los que esperamos ofrecer una alternativa a los pacientes con infecciones multirresistentes. Nuestro  objetivo con la Alianza BEAM es conseguir un entorno más atractivo para la I+D de antimicrobianos en Europa que aporte soluciones”, ha explicado Domingo Gargallo-Viola, director científico de Abac Therapeutics y portavoz de la Alianza BEAM en España.

En el libro blanco, la Alianza BEAM urge a las autoridades europeas y nacionales a llevar a cabo tres acciones con efecto inmediato:

1. Creación de un fondo específico destinado a las empresas biofarmacéuticas pequeñas y medianas que desarrollan productos antibacterianos innovadores. Este fondo serviría para financiar proyectos desde el descubrimiento hasta la prueba de concepto clínica, con especial énfasis sobre el llamado ‘death valley’ –por ejemplo, estudios preclínicos y estudios clínicos tempranos (fase I)-.

2. Mejora de los incentivos de mercado para aumentar el retorno de la inversión de los productos que combaten la resistencia bacteriana. Las ventajas fiscales, así como la extensión de la exclusividad en el mercado y la revisión del modelo de precios, revitalizarían el atractivo de la I+D de antibióticos y tenderían a reforzar la cartera de productos antibacterianos en desarrollo.

3. Fortalecimiento de las medidas existentes de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para acelerar y simplificar las vías regulatorias de los productos que combaten la resistencia bacteriana.

El posicionamiento también aborda medidas complementarias a largo plazo para promover la innovación en antibacterianos, como el fortalecimiento del entorno de I+D a todos los niveles, una mejor valoración por parte de las instituciones europeas interesadas en los beneficios sociales que aportan los productos antibacterianos innovadores, y un mayor apoyo a las biotechs europeas con vistas a la comercialización directa de sus productos relativos a combatir la resistencia bacteriana.

“Este libro blanco es el primer hito de la Alianza BEAM desde su lanzamiento en junio de este año. Todos sus miembros estamos encantados de demostrar nuestro espíritu proactivo y deseo de cambiar el panorama relacionado con los antimicrobianos en Europa”, ha concluido Gargallo.

Fuente: PM Farma

La industria farmacéutica invirtió en España 950 millones de euros en I+D en 20

De lo 950 millones de euros invertidos, 382 se destinaron a contratos de investigación con hospitales, universidades y centros de investigación, lo que se denomina I+D extramuros. Esta partida se vió incrementada en casi un punto y medio porcentual con respecto a 2013, representando el 41 por ciento de la inversión total de I+D de la industria farmacéutica, “colaboraciones fundamentales para la investigación de nuevos fármacos y para el desarrollo científico de las instituciones y los organismos públicos”, afirma la asociación.

Por su parte, la investigación intramuros alcanzó un valor de 568 millones de euros, alrededor del 59 por ciento de la inversión total. El mayor porcentaje de estas inversiones se llevó a cabo en Cataluña (45 por ciento) y en Madrid (43 por ciento); el 12 por ciento restante se realizó en otras comunidades o en el extranjero, detalla la encuesta.

En cuanto a las partidas de gasto invertidas en I+D, la principal fue la dedicada a ensayos clínicos, con algo más de 486 millones de euros, aspecto en el que España aún tiene grandes oportunidades de desarrollo, aseguran desde Farmaindustria. Por otro lado, la investigación básica se posicionó en segundo lugar, con una inversión de más de 126 millones de euros.

Finalmente, la investigación biotecnológica supuso el 23,6 por ciento de la I+D farmacéutica en España. La encuesta indica, por tanto, un aumento de la investigación en este campo, ya que “el pasado año la industria farmacéutica invirtió 224 millones de euros en este tipo de investigación, aumentándose en más de un 12 por ciento con respecto a 2013″.

Fuente: Acta Sanitaria

EEUU aprueba el uso del primer medicamento producido en una impresora 3D

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés), institución conocida por su enfoque conservador, ha autorizado el uso de primer medicamento sujeto a prescripción médica producido en una impresora 3D.

El medicamento llamado Spritam, que se prescribe a las personas que sufren ciertos tipos de convulsiones causadas por epilepsia, ha sido producido con éxito por la compañía farmacéutica privada Aprecia Pharmaceuticals (con sede en el estado de Ohio), informa ‘The Guardian’.

Aprecia Pharmaceuticals anunció este lunes que la FDA autorizó su fármaco Spritam para adultos y pacientes menores de edad. El medicamento ha sido fabricado con una impresora 3D y se disuelve en líquidos.

Está previsto que Spritam sea lanzado a nivel nacional el primer trimestre de 2016. Además, Aprecia Pharmaceuticals ha anunciado que planea desarrollar otros medicamentos neurológicos utilizando su plataforma 3D.

En este sentido, los médicos de todo el mundo recurren cada vez más a la impresión 3D para crear implantes para pacientes con enfermedades y lesiones raras.

Fuente: Telecinco

Científicos proponen un nuevo método para evitar que un medicamento se quede en el camino

Muchos tratamientos que parecen ser prometedores en el laboratorio fracasan en los ensayos con pacientes. Ahora, para afinar su eficacia, un consorcio internacional de científicos propone un paso intermedio: realizar en ratones ensayos similares a los que se llevan a cabo en la clínica.

Antes de que una molécula se convierta en un fármaco que se venda en farmacias pasa por diferentes fases: de los ensayos experimentales en el laboratorio y con modelos animales llega a la clínica, donde el medicamento debe pasar por tres fases de ensayos clínicos para comprobar su efecto, la seguridad, la dosis, etc.

Participan, según la fase, individuos sanos y pacientes, y los ensayos se hacen con doble ciego: ni los voluntarios ni los investigadores saben quién recibe placebo y quién el tratamiento.

El tiempo que tarda un fármaco en llegar al mercado puede estar entre los 10 y 15 años.

Sin embargo, muchos se quedan por el camino, ya que los éxitos en el laboratorio no se pueden replicar en la clínica.

Por eso, un grupo de científicos, entre ellos varios españoles del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (CSIC) afiliados al Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), ha propuesto un paso intermedio y ha comprobado su viabilidad: un ensayo preclínico en modelos animales.

Se trata de pruebas similares a las que se hacen con pacientes, también con doble ciego, randomizadas y multicéntricas, ha explicado a Efe Anna María Planas, una de las firmantes del artículo en el que se detalla el proceso en la revista Science Translational Medicine.

Para demostrarlo, los investigadores, liderados por Arthur Liesz, de la Universidad de Múnich, escogieron un fármaco (un anticuerpo contra la molécula CD49d) que se usa para esclerosis múltiple y que está siendo estudiado para tratar el ictus isquémico (accidente cerebrovascular).

“Este anticuerpo se escogió justamente por estos datos contradictorios”, ha confirmado Planas.

Los investigadores de seis centros científicos utilizaron para este ensayo preclínico 315 ratones, a los que dividieron en dos modelos: uno con ictus isquémico grave y otro con un daño menor.

Los animales se distribuyeron aleatoriamente para recibir o bien el fármaco o el placebo y el tratamiento se administró en modo ciego.

Los científicos concluyeron que a los animales con mayor daño cerebral causado por el ictus el fármaco no les hizo efecto.

“Los resultados sugieren que el éxito del tratamiento puede depender del tipo y la gravedad del ictus isquémico, lo que podría servir para diseñar futuros ensayos clínicos”, según una nota de prensa de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Según Planas, este estudio plantea por ejemplo que sería mejor separar a los pacientes según el grado de lesión para un ensayo clínico: “se trata de obtener resultados más fiables y rigurosos”.

Pero no solo, según esta investigadora, ya que afinar en la selección de candidatos a la hora de hacer un ensayo clínico, por ejemplo, podría también rebajar los costos de este tipo de estudios.

En definitiva, este trabajo demuestra la viabilidad de los ensayos preclínicos en ratones y proporciona una hoja de ruta para futuros ensayos, en cualquier patología, según esta científica.

“Nuestro estudio demostró inequívocamente que los ensayos preclínicos multicéntricos aleatorios son factibles, lo que ha sido puesto en duda la última década”, ha subrayado Gemma Llovera, de la Universidad de Múnich y otra de las firmantes del artículo.

Fuente: EFEfuturo

Las farmaceúticas buscan mutantes: su ADN puede valer millones de dólares

Steven Pete puede poner su mano en un fuego caliente o pisar una pieza de cristal y no sentir nada, todo ello por una rareza en su genética. Solo unas pocas personas en el mundo comparten la insensibilidad congénita al dolor de Pete. Ahora, las farmacéuticas ven muchas posibilidades en su extraña mutación.

Las farmacéuticas también han echado el ojo a la gente como Timothy Dreyer, quien tiene los huesos tan densos que puede salir ileso de accidentes que a cualquier otro le habrían producido múltiples fracturas. Unas 100 personas en el mundo comparten su enfermedad, la esclerosteosis.

Estos aparentes superpoderes, que esconden enfermedades graves, tienen su origen en el ADN. Son anomalías genéticas codiciadas por compañías como Amgen o Genentech, que buscan medicamentos para algunos de los mercados más grandes y más lucrativos de la industria.

Horribles sufrimientos
Pero estos genes han causado a ambos hombres terribles sufrimientos. Los padres de Pete se dieron cuenta de que algo no iba bien cuando de bebé casi mastica su propia lengua. Los médicos tardaron meses en descubrir que tenía insensibilidad congénita al dolor, causada por dos mutaciones diferentes heredades una de su padre y otra de su madre. Por sí mismas, ambas eran inocuas, combinadas eran muy dañinas.

El caso de Dreyer es similar. Con apenas 21 meses de vida, sus padres observaron una parálisis facial repentina. Una prueba de rayos-X mostró un exceso de formación ósea en su cráneo, lo que finalmente llevó al diagnóstico de esclerosteosis.

Pete y Dreyer son “un regalo de la naturaleza”, dice Andreas Grauer, jefe de desarrollo del medicamento contra la osteoporosis que está creando Amgen. “Es nuestra obligación sacar algo útil de esto”.

Un mercado enorme
Lo que es bueno para los pacientes también es bueno para el negocio. Solo el mercado de calmantes tiene un valor de 18.000 millones de dólares anuales en EEUU, y la industria está investigando cada vez más sobre las desviaciones genéticas. Por ejemplo, se van a lanzar varios tratamientos contra el colesterol basados en la investigación genética. Y por mucho dinero: el tratamiento podría costar unos 12.000 dólares al año por paciente, 1.000 millones de dólares al año.

Las farmacéuticas también están invirtiendo en adquisiciones y asociaciones para obtener información genética para nuevos medicamente. Por ejemplo, Amgen compra la islandesa DeCode Genetics por 415 millones de dólares en 2012 para tener en sus manos su enorme base de datos, que cubre a más de la mitad de la población adulta de Islandia.

Genentech está colaborando con 23andMe, una startup de Silicon Valley que ha vendido kits de ADN que analizan la saliva a 1 millón de consumidores que buscan saber más sobre su salud y su historial familiar. Además, el 80% de ellos ha accedido a compartir sus datos con la empresa. Genentech quiere aprovecharlos para investigar sobre el Parkison.

Uno de los grandes avances ha sido el desplome del coste de la secuenciación del ADN. La primera secuenciación del genoma humano costó 3.000 millones de dólares y 13 años, y hoy en día apenas cuesta 1.000 dólares por paciente, lo que facilita obtener muchísimos datos de pacientes en la búsqueda de la relación entre los genes y los síntomas de las enfermedades.

El potencial de las mutaciones
Los investigadores suelen ser los primeros en darse cuenta del potencial detrás de una mutación. En 2010, Socrates Papapoulos, profesor de Medicina en la Universidad de Leiden en Holanda, visitó una comunidad aislada donde gran parte de la población tenía cráneos sobredimensionados y huesos anormalmente grandes.

En una reunión en el pueblo, preguntó si alguien había tenido un accidente de coche grave. Un hombre levantó la mano. “Él dijo que cruzando la calle le atropelló un Mercedes”, explica Papapoulos. “Le pregunté que qué paso y me respondió: tendrías que haber visto el Mercedes”.

En Amgen se han dado cuenta de que si los investigadores pudieran imitar los efectos de la mutación genética podrían estimular el crecimiento de los huesos para combatir la osteoporosis. La gente con esclerosteosis carece de una proteína que frena el crecimiento del hueso, lo que hace que los huesos sean anormalmente consistentes.

A diferencia de los pacientes con esclerosteosis, la gente que no siente el dolor no tiene rasgos externos, y los investigadores han dado con ellos casi por casualidad. Por ejemplo, en Pakistán, donde se descubrió a un niño de 10 años que actuaba en la calle apuñalándose a sí mismo o andando por las brasas sin ningún problema.

Xenon Pharmaceuticas, una pequeña biotecnológica canadiense, comenzó a estudiar hace una década a familias que mostraban rasgos similares de resistencia al dolor en busca del gen responsable. “La belleza del fenotipo es que eres principalmente normal”, explica Morgan Sheng, vicepresidente de neurociencia de Genentech.

El objetivo es crear toda una nueva categoría de calmantes del dolor. Las opciones en el mercado son actualmente problemáticas. Los opiáceos, como la morfina, son adictivos, mientras que los antiinflamatorios como el ibuprofeno no son efectivos en caso de dolor severo y tienen efectos secundarios.

Nadie va a curar su enfermedad
La desgracia de estos individuos con enfermedades muy raras es que a pesar de tener el secreto para curar a millones de personas, no es rentable buscar tratamiento para sus propios sufrimientos. El mercado es muy pequeño, aunque el dolor es muy real.

La pierna izquierda de Pete tiene daños irreversibles provocados por lesiones que no sentía, y vive con la permanente ansiedad de que podría no enterarse de alguna enfermedad grave, como por ejemplo la apendicitis, cuyo principal síntoma es el dolor. Participa habitualmente en todo tipo de investigaciones y dice que quiere contribuir en el desarrollo de mejores calmantes.

Dreyer, por su parte, se ha tenido que someter a múltiples operaciones para aliviar la presión en los nervios del cráneo y el cerebro que le provoca el crecimiento excesivo de sus huesos. Pero a pesar de todo, los cirujanos no han podido evitar que perdiera el oído.

Dreyer es actualmente estudiante de doctorado en ciencias clínicas en la Universidad de Pretoria, y no va a esperar a que las grandes farmacéuticas le rescaten. Para su doctorado está investigando posibles tratamientos para su propia enfermedad, y espera obtener más de 160.000 dólares para financiar su trabajo. “Hay miles de personas sufriendo osteoporosis, por lo que desarrollar un tratamiento es maravilloso. Dicho eso, creo que estaría bien si nos ayudaran ahora que entienden nuestra enfermedad y lo pueden utilizar para sus tratamientos”.

Fuente: El Economista

Estados Unidos pide a España transparencia en su política de innovación farmacéutica

La patronal de la industria farmacéutica innovadora estadounidense (PhRMA) ha expresado su preocupación por la política “draconiana” de España en relación a la innovación en el sector farmacéutico. Su opinión, incluida en el Informe Especial 301 que la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos emite cada año identificando barreras al comercio por las leyes de propiedad intelectual de otros países, podría ser determinante para abrir un nuevo frente en el Tratado Transatlántico de Comercio (TTIP), cuya décima ronda de negociación se celebra en Bruselas del 13 al 17 de julio con la propiedad intelectual en la agenda.

La postura europea pasar por una propuesta de mínimos. La Comisión apuesta por incluir un número limitado de asuntos específicos relativos a la propiedad intelectual, en base a unos puntos que establecen principios generales, áreas de interés común y acuerdos en materias “significativas”. No hay mención a los medicamentos en el documento europeo. Estados Unidos, por su parte, aún no ha identificado formalmente las áreas que considera prioritarias, aunque la web habilitada sobre el TTIP remite a la Oficina de Comercio, que sí hace referencia a la “implementación de la política de comercio en apoyo de las innovaciones estadounidenses, incluidas las del sector farmacéutico y de tecnologías sanitarias”.

En el apartado concerniente a estos dos sectores, el Informe Especial 301 señala que Estados Unidos ha trabajado en el último año para reducir las barreras de acceso al mercado, incluyendo aquellas discriminatorias contra las compañías norteamericanas o que no son “adecuadamente transparentes”. En este sentido, señala que los retrasos “irrazonables” en materia de aprobaciones y las políticas reembolso no transparentes pueden impedir la capacidad de una compañía de ejercer sus derechos de propiedad intelectual, y como consecuencia desalentar el desarrollo y la comercialización de nuevos fármacos.

Los criterios, la razón de ser y la ejecución de tales medidas son a menudo “opacas o no divulgadas en su totalidad a los pacientes o a las compañías” farmacéuticas y de dispositivos médicos, dice la Oficina de Comercio, que anima a sus socios a proporcionar los mecanismos adecuados en materia de transparencia para permitir una mayor participación en el sistema. En el mismo saco que España están Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Polonia, Portugal, Rumanía, Turquía y Taiwán.

España: medidas “draconianas”
“Desde la crisis financiera de 2009, el Gobierno español ha impuesto reformas y medidas de contención de costes draconianas a la industria farmacéutica”. Así comienza la aportación que la PhRMA remitió para la elaboración del Informe Especial 301. Si bien la patronal no ha sido capaz de estimar con exactitud los daños atribuidos a las barreras comerciales relativas a la propiedad intelectual de todas estas medidas, sí que concluye que han contribuido a generar un marco “impredecible, opaco y que no recompensa adecuadamente la innovación farmacéutica”.

La PhRMA no solo pide al Gobierno español que colabore con la industria para acabar con esta situación, sino que anima a los Estados Unidos a incluir a España en una “lista vigilada” por la administración de Barack Obama.

Fuente: El Global