Archivo de la categoría: Elecciones

Elecciones en el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM)

Con motivo de las elecciones al Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), el próximo 18 de febrero, AMIFE ha querido saber la inquietud de algunos de los candidatos sobre los médicos no asistenciales en sus respectivos programas. De esta manera, hemos preguntado a la Dra. Ana Sánchez Atrio, candidata a la presidencia, y a la Dra. Gloria Forés, del equipo del Dr. Juan Abarca.

dras-icomemDra. Ana Sánchez Atrio: “En nuestro programa electoral incluimos la creación de una Comisión para la Formación Continuada donde los médicos de la asociación AMIFE jugarían un papel fundamental”

 .- El próximo 18 de febrero habrá elecciones a la presidencia del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM). Usted se presenta como candidata a presidirlo. ¿Por qué un médico de la Industria Farmacéutica debería votarla?

Estoy convencida de que el Colegio de Médicos sólo puede salir de su histórico inmovilismo con la participación de los colegiados. Durante las últimas décadas, han sido escasas las ocasiones en las que ha habido una participación continuada de Sociedades Científicas o Asociaciones de Médicos.  No sé si ello es el resultado de un escaso interés por la Institución por parte de los facultativos en general o de que el Colegio se ha mantenido ajeno a los problemas que conlleva nuestra labor del día a día en los distintos estamentos o especialidades.

Una de las funciones más importantes del ICOMEM es garantizar una Formación Continuada de Calidad. La Fundación debe ser conducida por médicos que atesoren experiencia docente e investigadora. Los médicos de la Industria Farmacéutica aportarían una valiosa experiencia en investigación, desarrollo de ensayos clínicos y en gestión de cursos y congresos. Su participación me parece fundamental para el desarrollo de programas científicos de calidad en la Fundación para la Formación Continuada del Colegio. Por ello, en nuestro programa electoral incluimos la creación de una Comisión para la Formación Continuada donde los médicos de la asociación AMIFE jugarían un papel fundamental.

.- Actualmente es la ‘número dos’ del Colegio. ¿Qué diferencia su actual Programa con el de la anterior Junta y por qué lo lidera?

Nuestro programa es muy diferente al anterior, pues está basado en la experiencia acumulada durante estos casi cuatro años de gestión en gobierno. Hemos estudiado en profundidad las propuestas de nuestros compañeros, valorado posibilidades y programado una serie de objetivos encaminados a asegurar la calidad asistencial, fin fundamental de nuestro Colegio. Para ello necesitamos gestionar, con la participación del máximo número de médicos, de una forma transparente y con una actitud cercana y al día del conocimiento de lo que ocurre alrededor de nuestra profesión.

Proponemos cambios estatutarios encaminados a modernizar el Colegio, asegurar la independencia de cargos, actualización de vocalías, gestión económica transparente con la creación de una Comisión de Control del Gasto -compuesta por médicos elegidos al azar- que fiscalizarán gastos, rendirán cuentas periódicamente y sus informes quedarán expuestos en la Web.

Una de nuestras propuestas estrella es la creación de un Instituto de Calidad, que atenderá desde la formación pregrado, postgrado y protocolos, hasta poner la máxima atención a las mejores condiciones laborales para los médicos. Hará vigilancia de webs sobre temas sanitarios, publicidad engañosa, conciliación de la vida laboral con la familiar y otras funciones que consideramos de gran interés.

Esta vez lo lidero con enorme ilusión, convencida de que las Instituciones pueden mejorar y con la certeza de que me acompañan compañeros independientes y que comparten el interés altruista de trabajar por dignificar nuestra profesión.

-.-.-

Dra. Gloria Forés: “Sabemos que los médicos de la Industria Farmacéutica se sienten médicos por encima de todo y que cada día trabajan para el bien de los pacientes”

.- Usted es miembro del equipo del Dr. Juan Abarca en las elecciones a la presidencia del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) y vocal de Medicina no Asistencial. ¿Por qué un médico de la Industria Farmacéutica debería votar al Dr. Abarca?

Consideramos que a un médico de la Industria Farmacéutica el Colegio de Médicos le debería ofrecer motivos para colegiarse. Y eso es precisamente lo que la Candidatura de Juan Abarca se propone hacer, porque sabemos que los médicos que han decidido centrar su conocimiento y su esfuerzo en la Industria Farmacéutica, se sienten médicos por encima de todo y cada día trabajan, muchas veces en la sombra, por y para el bien de los pacientes.

La vocalía de Médicos no Asistenciales, que yo represento, liderará este objetivo y vamos a lograr un Colegio útil, cercano y comprometido en el que todos los médicos, independientemente de en qué parte del proceso asistencial trabajen, se sientan representados por su Colegio.

Actualmente la mayoría de médicos de la Industria Farmacéutica, que están colegiados, lo están por motivos sentimentales hacia un Colegio que les da la espalda. Queremos que esto cambie, que el médico de la Industria al igual que el resto de médicos sienta al Colegio como un referente que le ayude al desarrollo profesional, dignifique el papel del médico en la sociedad, favorezca el intercambio de conocimiento científico, actué de mediador en posibles conflictos.

Por eso, si este sentimiento es compartido por los médicos de la Industria, entonces este es el motivo por el que deberían darnos su voto, pues su voto será nuestra oportunidad de hacer esto posible.

.- Ustedes han marcado una serie de compromisos en el caso de que ganen las elecciones. Con respecto a los médicos no asistenciales, ¿nos podría concretar algunos?

Nos gustaría incorporar a la vocalía de Médicos no Asistenciales a los médicos de la Industria Farmacéutica, para establecer una colaboración muy fluida, pues desde luego intuimos cuales pueden ser sus expectativas, pero necesitamos conocer de verdad y de primera mano, cuáles son sus inquietudes, sus intereses, sus necesidades y también sus problemas.

Queremos que el Colegio sea el foro donde trasladar y compartir el enorme caudal de conocimiento científico que tanto la Industria Farmacéutica tiene capacidad de ofrecer al resto de la profesión, como brindar a los Médicos de la Industria su incorporación a los foros de discusión científica promovidos por los diferentes colectivos médicos y representados en otras vocalías de esta candidatura.

Reflexiones sobre la I+D en tiempos electorales

Todos los partidos y opciones políticas, con la excepción quizá del PP (que ha perdido ya toda credibilidad en este asunto), abogan por el relanzamiento de la inversión en I+D para impulsar un cambio del modelo productivo. No seré yo quien critique tan loables, aunque algo tardías, intenciones, pero sí me gustaría realizar algunas precisiones al respecto, con el fin de situar el problema en los términos que puedan ser comprensibles para el público en general, al tiempo que permitan transformarse en propuestas políticas operativas.

Para empezar, el volumen de inversión realizado en I+D por un determinado país, en términos de su porcentaje del PIB, es, en efecto, una condición necesaria para fortalecer el tejido productivo, diversificar éste hacia nuevas actividades, y desde luego para impulsar la mejora competitiva de sus empresas. Pero no es, en modo alguno suficiente. Si al mismo tiempo, el Sistema de Innovación en su conjunto (del cual, la I+D, es sólo uno de sus componentes) es estructuralmente débil, inconexo y desarticulado, entonces bien podría ocurrir que el conocimiento generado por el entramado científico-tecnológico no llegue nunca, con la fluidez y eficacia que sería deseable, al sistema productivo, que es lo que, a fin de cuentas, importa.

En el caso de España, y muy particularmente, de la Comunitat Valenciana, esto es en gran parte, lo que ocurre. De tal manera que el problema no es solo que el esfuerzo que realizamos en I+D es muy reducido (aproximadamente un tercio menos que la media europea de los 28, y casi tres veces menor que Suecia, Japón o Finlandia, por ejemplo), sino que los efectos de dicho esfuerzo sobre el sistema productivo han sido, y aún hoy siguen siendo, muy poco visibles, sea cual sea el indicador que utilicemos para su contrastación.

Ni el número de patentes internacionales, ni el porcentaje de sectores de alto contenido tecnológico, ni las principales balanzas tecnológicas, muestran una mejora en su comportamiento,  concordante con el crecimiento de la inversión en I+D, que, al menos hasta 2008, se produjo.

(leer más)

Fuente: Valencia Plaza