Archivo por meses: junio 2017

La industria farmacéutica, la tercera más importante para los españoles

La industria farmacéutica es percibida como la segunda más importante a nivel mundial, y la tercera en importancia dentro de España. Así se desprende del segundo informe “Imagen de la industria farmacéutica en España 2016”, elaborado por Teva Foro Social y el Instituto DYM, en el que han participado 1.000 ciudadanos y que tiene como objetivo conocer la percepción que la población española  tiene sobre la industria farmacéutica en nuestro país.

En concreto, para el 42,1% de la población la industria farmacéutica tiene una imagen buena o muy buena, mientras que el 33,3% tiene una imagen neutra. Por el contrario, el 23,2% de las percepciones son negativas. En concreto, la mayoría de opiniones favorables se concentran en la curación y el fomento de la salud y bienestar, mientras que la imagen de la industria como negocio es la principal razón de quienes tienen una valoración negativa. Se ha producido, además, un incremento significativo del porcentaje de opiniones que consideran que no les importa la salud o las personas, así como de los precios caros.

Aun así, la mayoría de la población relaciona industria farmacéutica con ideas positivas o neutras. En concreto, al 67% de los encuestados las primeras ideas que les viene a la cabeza son `salud´, `curación´, `alivio´, `medicinas´, `antibióticos´, `investigación´, `ciencia´,  `calidad de vida´, `bienestar´ y `ayuda´. Además, el 34,1% de la población valora positivamente la contribución de la industria farmacéutica al bienestar social. Sin embargo, sigue presentando debilidades en relación a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, con solo un 8,7% de apoyo.

Por edades, los españoles de entre 36 y 45 años son los más críticos, mientras que el grupo de entre 16 y 25 años y los mayores de 65 son los que más asocian la industria farmacéutica a ideas positivas.

De forma similar a 2014, la trascendencia de la industria farmacéutica en el aporte al desarrollo económico presenta unos niveles inferiores de importancia. Por el contrario, se identifican las fuertes inversiones de la industria en investigación, además de la importancia de su tarea de investigación continua importante, con un 56% y un 65,1%, respectivamente.

Lo que sí se mantiene con respecto a 2014 es la percepción de rentabilidad de las empresas farmacéuticas (el 84%) y se sigue considerando que la crisis no les ha afectado, solo uno de cada tres opina que sí lo ha hecho. Con un 83%, el porcentaje de quienes creen que es un sector con un enorme nivel de influencia y poder continúa siendo muy elevado.

El informe también ha analizado la percepción de los medicamentos genéricos dentro de la industria farmacéutica. En concreto, el 87% de la población conoce y sabe qué son los genéricos, casi un 2% más que en 2014. Dentro de este grupo, un 57% que reconoce saber que tienen el mismo principio activo pero a un menor coste.

Se admite, por tanto, el menor coste de los genéricos, a los cuales se les reconoce de forma mayoritaria una efectividad equivalente a los medicamentos de marca, lo que explica el elevado porcentaje de acuerdo sobre su fomento (70,2%) con el objetivo de ahorrar costes sanitarios.

Fuente: IM Médico Hospitalario

La industria genera 39.392 puestos de empleo directo

La industria farmacéutica genera en España un mercado laboral de 39.392 puestos directos, caracterizados por la estabilidad, con un 93 por ciento de empleos indefinidos; y por la cualificación, ya que el 59 por ciento son titulados. Además, las mujeres ocupan el 51 por ciento de los puestos, el doble de la media del sector industrial, según los datos publicados en la Encuesta de Empleo realizada por Farmaindustria. En el área de I+D el empleo femenino supone el 65 por ciento.

Tras los años de la crisis, el empleo en el sector ha recuperado la senda positiva. En concreto, se prevé superar los 40.000 empleos a lo largo de 2017 si se cumplen las previsiones de las compañías encuestadas.

Fuente: El Global

La sociedad civil se vuelca para acoger la Agencia Europea del Medicamento

Barcelona jugó ayer una de sus últimas bazas para encumbrar su candidatura a albergar la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA en inglés). Con las tres Administraciones de la mano (Gobierno central, Generalitat y Ayuntamiento) y un potente comité de expertos detrás, la última carta que puso sobre la mesa fue el apoyo de la sociedad civil. Coordinados por el ‘lobby’ Barcelona Global, grupos sanitarios, colegios profesionales y entidades privadas lanzaron un manifiesto para convencer a Europa de las posibilidades de la ciudad como sede de la EMA.

“Queremos sumar nuestro esfuerzo y apoyo para lograr que Barcelona se convierta en la nueva capital europea del medicamento”, anunció ayer el actor Josep Maria Pou durante la lectura del manifiesto. En un acto en el Paraninfo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, rodeados por centenares de personas de la sociedad civil, un grupo de expertos desgranó las posibilidades de Barcelona para albergar la EMA, que tiene que abandonar su sede en Londres en abril de 2019 a causa del Brexit. “A veces las ciudades tienen oportunidades de dar saltos de gigante y cuando pasan esas cosas, hay que aprovecharlo. Es importante que trascienda que hay apoyo social”, apuntó Gonzalo Rodés, presidente de Barcelona Global.

Más de un centenar de organizaciones —incluidos medios de comunicación, entidades bancarias, patronales sanitarias y personalidades de renombre como los científicos Bonaventura Clotet o Manel Esteller— han firmado el manifiesto. El documento destaca que Barcelona es “el principal polo de investigación del sur de Europa” y una “fortaleza científica”. De hecho, señalan los coordinadores del manifiesto, la ciudad cuenta con 31 centros de investigación biomédica y 230 laboratorios, que representan la mitad de la industria farmacéutica española.

Disponibilidad inmediata

Los expertos que participaron en el acto también pusieron en valor la disponibilidad inmediata de Barcelona para asumir el traslado de la EMA, que cuenta con 900 empleados directos y unos 4.500 puestos de trabajo indirectos. Para empezar, Barcelona ya ha ofrecido la Torre Glòries (antigua Torre Agbar) como sede de la agencia y además, una encuesta interna a los trabajadores reveló que la capital catalana es la opción preferida por la mayoría de los empleados. “Lo más importante es la no pérdida de talento, que los trabajadores de la EMA vayan a una ciudad donde se cumplan sus necesidades y que el cambio sea lo más suave posible”, apuntó Jordi Ramentol, consejero delegado de los laboratorios Ferrer.

Durante el acto, que contó con la presencia de la ministra de Sanidad, Dolors Montserral; el consejero de Salud, Toni Comín, y el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, los firmantes del manifiesto apelaron al espíritu de “unos de los mejores Juegos Olímpicos de la historia” —este año se celebra el 25º aniversario de Barcelona 92—, y anunciaron que, a partir de ahora, empezarán una ofensiva en Europa para “comunicar y dar a conocer” las posibilidades de Barcelona como la mejor candidata para albergar la EMA.

|leer más|

Fuente: El País

Entrevista con Ana Pérez Domínguez, presidenta de AMIFE, en Pharma Market

Pharma Market, una de las principales publicaciones de Salud y la Industria Farmacéutica, ha realizado una interesante entrevista a la presidenta de la Asociación de Medicina de la Industria Farmacéutica, AMIFE, Ana Pérez Domínguez.

En la entrevista repasa las principales actividades y proyectos de AMIFE, así como los futuros retos de esta entidad de los profesionales de la medicina de la Industria Farmacéutica.

|Acceder a la entrevista|

 

El 85% de la facturación de la industria farmacéutica procede del sector público

El 85 por ciento de la facturación de la industria farmacéutica procede del sector público, según se ha puesto de manifiesto durante el II Foro de la Agrupación Territorial de SEDISA en Galicia, que, organizado por dicha agrupación, con la colaboración del Servizo Galego de Saúde y el patrocinio de Boehringer Ingelheim.

“Es fundamental que el gasto en medicamentos se vea como una oportunidad y no como un mero gasto y, ante ello, el directivo de la salud tiene el reto de gestionar y no solo administrar. Esta oportunidad que conlleva la inversión en medicamentos supone, entre otras cosas, la aportación de resultados y datos, la evaluación continua, desinvertir y reinvertir en lo que verdaderamente aporta valor, convertir los resultados en conocimiento y que éstos empiecen a ser una realidad estratégica en la gestión y planificación sanitarias”, ha explicado el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), Joaquín Estévez Lucas.

En este marco, uno de los objetivos esenciales de un sistema sanitario público es ser eficiente. Así, según el Xerente de Xestión Integrada de Ferrol, Ángel Facio Villanueva, existe una responsabilidad colectiva sobre el uso adecuado de los recursos públicos destinados a salud y los gestores sanitarios deben hacer un esfuerzo en orientarse al mismo.

“Los crecimientos de ejercicios anteriores, en algunos casos de dos dígitos, no se pueden asumir en la actualidad. La previsión a 2060 del porcentaje de gasto sanitario pública sobre PIB es del 5,9 por ciento. La sostenibilidad del sistema sanitario hay que evaluarla a largo plazo y, en el momento actual, la liquidez y la solvencia forman parte de un equilibrio complejo que produce tensiones, en el que es prioritario diferenciar las medidas a largo plazo de las de a corto plazo”, ha añadido.

Asimismo, durante el encuentro ha tenido lugar una reunión de trabajo sobre el 21 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, que tendrá lugar en Santiago de Compostela en 2019, presidido por Ramón Ares Rico, Gerente de la Estructura Organizativa de Gestión Integrada de Lugo, Cervo e Monforte y miembro desde hace años de la Junta Directiva de SEDISA.

Fuente: Infosalus

Estas son las claves del éxito del ensayo clínico ‘made in Spain’

España se ha acabado convirtiendo en una potencia en ensayos clínicos dentro de la Unión Europea. La decisión de implementar la directiva continental para la realización de estos estudios antes que el resto de los estados miembro ha permitido que nuestro país se ponga a la cabeza en este ámbito, reduciendo el periodo para su puesta en marcha, generando incentivos fiscales que atraigan la inversión de las multinacionales farmacéuticas, introduciendo a los pacientes en los comités éticos que velan por ellos y en su diseño y haciendo que su seguridad esté a prueba de bombas.

Miguel Ángel Moyano Santiago, de la empresa de gestión de ensayos clínicos Distefar, ratifica este último aspecto. Desde que en 2015 se aprobara el real decreto correspondiente, “se ha endurecido la vigilancia tanto de los propios ensayos clínicos como de los fármacos que se van a utilizar en ellos”.

Indica que ahora existe una especial atención por parte de las autoridades sanitarias hacia “cualquier movimiento extraño. Se ha incrementado la seguridad en cualquier aspecto del proceso: la distribución de los fármacos, la seguridad del almacenamiento, su trazabilidad… De hecho, existía la obligación de almacenar la documentación de los ensayos durante cinco años por seguridad del Paciente. Ahora, este periodo dura 15 años”.

Reducción de plazos

Las mejoras de seguridad no han afectado a la eficiencia del proceso de gestión de los ensayos, que a su vez también se ha optimizado. El Ministerio de Sanidad calcula que, desde que se aprobó el real decreto, los plazos para poder realizar ensayos clínicos en España se han reducido un 15 por ciento. La mejora es especialmente significativa en Oncología: los ensayos tardan en iniciarse solo 139 días, el periodo más corto de toda la Unión Europea, según Farmaindustria.

Todo ello ha permitido que, en cifras globales, los ensayos clínicos se hayan incrementado un 20 por ciento, mientras que en el conjunto de la UE se han reducido. A ello hay que sumar que una quinta parte de los ensayos que tienen lugar en el viejo continente cuentan con participación española.

Y la industria farmacéutica admite estos avances. “Hace un tiempo era complicado para las compañías americanas investigar en España, y ahora se ha convertido en uno de nuestros lugares predilectos”, ha reconocido Roberto Úrbez, director general de Bristol Myers-Squibb (BMS), en ruedas de prensa. “Hay una mayor simplicidad a la hora de presentar los ensayos clínicos y lograr las aprobaciones. Además, los comités éticos de los hospitales ahora ponen menos trabas”.

Incentivos fiscales

Pero los atractivos para los laboratorios no se quedan en las cuestiones regulatorias, de eficiencia o relacionadas con el buen hacer de los profesionales y centros sanitarios nacionales. España ha tomado medidas para que también haya incentivos fiscales que atraigan a las multinacionales. “A los ensayos clínicos se puede aplicar la deducción por I+D regulada en el impuesto sobre sociedades”, explica Jorge Ramírez, director financiero de Roche Farma.

“Tal como está configurada, la deducción fomenta gastos anuales crecientes en I+D, ya que los gastos que excedan de la media de los dos años anteriores se benefician de un porcentaje de deducción superior”. De hecho, “también hay una deducción adicional sobre el importe de los gastos de personal de la empresa, correspondientes a investigadores cualificados que se dediquen de manera exclusiva a I+D”.

Para Ramírez, esto supone “un claro incentivo para atraer investigación a nuestro país desde los grupos multinacionales, con las ventajas que ello supone en términos de mejora de conocimiento científico o de creación de empleo directo e indirecto, entre otras”.

Y el futuro depara novedades en materia fiscal. Según ha podido saber este medio, el Ministerio de Hacienda prepara nuevas exenciones fiscales para facilitar la participación de los pacientes en las investigaciones y la cobertura de los gastos que genera su participación. Todo ello para que España siga siendo la ‘casa’ de ensayos clínico en Europa.

Fuente: Redacción Médica

La EMA publica una guía para que la Industria Farmacéutica se prepare para el Brexit

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Comisión Europea han publicado una guía reglamentaria para que la Industria Farmacéutica europea se prepare para la salida de Gran Bretaña de la Unión.

Dicha guía contiene una lista de preguntas y respuestas dirigida a las empresas que aclara las cuestiones legales básicas que atañen a los titulares de autorizaciones de comercialización de medicamentos de uso humano y veterinario, tanto de Reino Unido como del resto de Europa.

Y es que prepararse para afrontar las consecuencias de esta salida es algo que no solo compete a las administraciones europeas y nacionales, sino también a las partes privadas.

El documento detalla la información relativa a los requisitos de establecimiento o reubicación en el contexto de los procedimientos centralizados, entre otras cuestiones de carácter regulatorio como la ubicación de los titulares de designaciones de medicamentos huérfanos o la cualificación para la farmacovigilancia.

Por último, la EMA ha informado de que irá publicando una serie de documentos de orientación adicionales conforme avance el proceso, recomendando con ello a las empresas que consulten periódicamente su web para estar al tanto de las actualizaciones.

Fuente: Pharma Market