Archivo por meses: febrero 2017

El Congreso aprueba que los médicos no tributen por su formación

La Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha aprobado la PNL presentada por Ciudadanos para que los médicos no tributen por las actividades de formación, también llamadas transferencias de valor. El resultado de la votación ha sido incierto hasta última hora y ha conseguido salir adelante gracias a los votos de la formación naranja, el Partido Popular y el voto de Nueva Canarias. El resto de grupos ha votado en contra con la excepción de Esquerra Republicana, que se ha abstenido. Junto a este sí, la otra Proposición No de Ley de ámbito farmacéutico que se ha aprobado en la Comisión ha sido la propuesta de estrategia sociosanitaria, propuesta por el PP y que ha sido respaldada por Ciudadanos y PSOE. En esta última, los avances han sido muy tibios y no ha habido mención para la oficina de farmacia.

En la otra cara de la moneda se sitúa la PNL presentada por el PSOE para la derogación del Real Decreto de Prescripción Enfermera. Tras varias negociaciones con el resto de grupos, la propuesta ha caído en saco roto por los votos de Ciudadanos, Podemos y el Partido Popular. En el caso de los dos primeros partidos, consideraban la propuesta poco ambiciosa y un parche que no solucionaría el conflicto actual. Ambos grupos pedían además la modificación del artículo 77 de la Ley de Garantías y la transposición de la directiva europea de Cualificaciones Profesionales, mientras que el PP no aceptaba la derogación de la norma actual y emplazaba al Foro de Profesiones y el Consejo Interterritorial a alcanzar un acuerdo.

Fuente: El Global

El acuerdo UE-Canadá favorecerá el acceso del paciente a tratamientos innovadores, según la industria farmacéutica europea

El Tratado Económico y Comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA), aprobado el pasado miércoles, día 15 de febrero, por el Parlamento Europeo, permitirá -entre otros beneficios- consolidar y armonizar la protección de la propiedad industrial en el ámbito farmacéutico, favoreciendo el acceso a nuevos medicamentos de los pacientes europeos y canadienses.

Esta es la posición hecha pública acerca del Tratado por parte de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (EFPIA), que considera en un comunicado que el comercio internacional constituye “un factor clave para el crecimiento, el empleo y la competitividad de la industria farmacéutica innovadora en Europa”. De hecho, el acuerdo destaca “la misión de la industria farmacéutica de desarrollar nuevos tratamientos innovadores para los pacientes”.

El Tratado constituye a su vez, según EFPIA, “un positivo paso adelante a la hora de armonizar las reglas del juego de las compañías farmacéuticas europeas que operan, invierten e investigan en Canadá”.

En la misma línea, Farmaindustria también valora positivamente el Tratado CETA, ya que la cooperación regulatoria que supone permitirá beneficiar a pacientes, investigación, sistemas de salud y economía. En concreto, como señala la directora del Departamento de Internacional de Farmaindustria, Iciar Sanz de Madrid, el CETA permitirá “aumentar la eficiencia en la aprobación de nuevos fármacos a través de una mayor armonización regulatoria; favorecerá así mismo la creación de empleo en el sector farmacéutico y se traducirá en una optimización de los recursos gracias al reconocimiento mutuo de la inspección de las plantas de producción”.

“Por último -agrega Sanz de Madrid-, debemos recordar los beneficios específicos en materia de protección de propiedad industrial para las compañías innovadoras europeas que operan en Canadá: derecho de apelación para los innovadores en caso de infracciones de propiedad industrial; compensación de periodos de protección de patente; y refuerzo y cumplimiento efectivo del periodo de protección de datos que, unidos a los demás efectos positivos incluidos en CETA, redundará en un acceso más rápido para los pacientes a los medicamentos innovadores que necesitan“.

Fuente: El Médico Interactivo

La Eurocámara exige igualdad en ensayos clínicos e investigación para asegurar tratamientos para mujeres

El pleno del Parlamento Europeo ha reclamado este martes medidas para garantizar la igualdad de género en los ensayos clínicos y otros trabajos de investigación médica, con el objetivo de asegurar que los resultados se adecuan también a la realidad de la mujer.

“Muchos de los medicamentos que tomamos son probados única o mayoritariamente en hombres. Eso quiere decir que no son eficaces o que no ayudan a las mujeres”, ha lamentado la eurodiputada de los Liberales, Beatriz Becerra, en una rueda de prensa tras la adopción por la Eurocámara de su informe sobre la materia.

Por ello, la eurodiputada española ha advertido de la necesidad de “adaptar” los diagnósticos, los tratamientos y los medicamentos a las diferencias entre hombres y mujeres, para garantizar que se ajustan a las realidades de cada uno.

El informe sobre salud mental e investigación médica –adoptado con 364 votos a favor, 171 en contra y 155 abstenciones– advierte de que “ignorar” a las mujeres en los ensayos clínicos implica, por ejemplo, que los efectos secundarios que muchos tratamientos pueden tener sobre ellas son “desconocidos”,

Así las cosas, el informe europarlamentario pide a los Estados miembros, que son los competentes en cuestiones de salud, y a la Comisión Europea que tomen medidas para “cambiar esa realidad” e integrar una visión de género en todas las políticas, programas e investigaciones vinculadas a la salud.

La prevalencia de las enfermedades, ha añadido Becerra, varía en función del sexo y se ha constatado que problemas como la depresión, la ansiedad, el estrés o desarreglos alimenticios son más frecuentes entre las mujeres, mientras que los hombres presentan mayores tasas de toxicomanía o problemas antisociales.

La eurodiputada ha alertado de que no atender a estas diferencias y mantener los ensayos médicos sólo con hombres no sólo es “sexismo”, sino que “aumenta el riesgo” para las mujeres.

Fuente: El Economista

De la HTA a la EMA: Los asuntos que van a marcar la política farmacéutica durante 2017

El año 2016 fue para el diálogo farmacéutico europeo un punto de no retorno. Por primera vez se pusieron de manifiesto los problemas y deficiencias del actual modelo. Parece que el año 2017 será igual de prometedor.

La Alianza Europea por la Salud Pública (EPHA, por sus siglas en inglés), a través de su responsable para Acceso Universal y Medicamentos Asequibles, Yannis Natsis, ha señalado cuáles son los cinco asuntos más candentes que marcarán la política farmacéutica comunitaria hasta el 31 de diciembre.

La evaluación de los incentivos al sector farmacéutico; el futuro de la HTA; el debate en torno a las licencias adaptables; el marco de cooperación entre los estados miembro y el papel de la Agencia Europea del Medicamento conforman una agenda que apunta directamente a la industria farmacéutica y que es necesario complementar con las prioridades de Malta, país que acoge la presidencia semestral hasta junio.

| Leer artículo |

Fuente: El Global

España supera a Europa en ensayos clínicos

Con la aprobación del nuevo Real Decreto de Ensayos Clínicos, España se ha convertido en uno de los países de Europa con mejores condiciones para la investigación de nuevos fármacos contra el cáncer. Porque las condiciones ya las tenía: existen hasta 13 grupos cooperativos nacionales vinculados y coordinados desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM); Farmaindustria promueve desde el Proyecto BEST la investigación en este campo mediante el desarrollo de una plataforma de investigación clínica de medicamentos en España impulsada por la industria de la que ya forman parte 45 laboratorios, 58 hospitales y tres grupos de investigación independientes; los 22 grupos de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), entre las iniciativas más destacadas. En el Registro Español de Estudios Clínicos, de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps), en la actualidad hay más de 1.000 ensayos en curso, en diferentes fases y momentos (reclutando, recogiendo datos, extrayendo conclusiones…).

Según SEOM, en el año 2015 en España se autorizaron 818 nuevos ensayos clínicos, de los cuales entre un 35-40% corresponden a Oncología. No existen datos públicos que recojan el número total de pacientes incluidos en ensayos clínicos en España. De acuerdo con datos procedentes de la Aemps, la investigación no comercial, realizada en su mayor parte por grupos cooperativos, constituye entre un 29 y un 21% de la investigación clínica realizada en España en los últimos 10 años, por lo que el número total de pacientes es muy elevado.

Ahorros registrados

Son los propios profesionales quienes reclaman el significativo papel que juegan los ensayos clínicos en España y cómo se convierten, en ocasiones, en claves para la aprobación de las terapias. Esta semana, Ana Lluch, jefa de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia, subrayaba en un foro sobre cáncer de mama metástasico que «gracias a los ensayos en mi hospital se han ahorrado hasta 10 millones de euros en fármacos». Esto se debe a que la participación en ensayos de muchos de sus pacientes les ha servido para tener acceso a unos fármacos novedosos que han tenido, en algunos casos, un impacto positivo en el pronóstico de su patología.

Por otro lado, pese a que la incidencia del cáncer sigue creciendo (en 2015 se registraron en España 247.771 nuevos casos, un millar más que la previsión para 2020, según los últimos datos de la SEOM), los fondos destinados a combatir esta enfermedad se mantienen estables, en términos relativos, desde hace dos décadas. Así, pese a que el citado incremento de la incidencia hace que en Europa el cáncer ya sea responsable de una de cada cuatro muertes, el tratamiento de la enfermedad no ha superado en los últimos 20 años, de media, el 6% del total del gasto sanitario en el continente, según recoge un informe del Instituto Sueco de Economía de la Salud (IHE) realizado en 2016. Asimismo, el coste de los antitumorales sólo supone el 23% del coste del abordaje sanitario del cáncer en los países europeos (datos de 2014), según el citado informe, un porcentaje que cuatro años antes era algo inferior (20%). Los autores sostienen que este incremento relativo responde más a la moderación del crecimiento o incluso la caída de otros capítulos de gasto vinculados al cáncer, como la reducción del tiempo de permanencia en el hospital.

Así, para muchos laboratorios España tiene una posición estratégica en su política a nivel mundial. Por ejemplo, Pfizer tiene desde mediados de diciembre del año pasado, a 87 investigadores principales de 66 centros hospitalarios participando en estudios en cáncer de mama con palbociclib, reclutando más de 700 pacientes. En Roche, invierten actualmente 35 millones de euros en I+D Oncología, el 75% de la inversión en España; en 2016, han desarrollado 183 ensayos clínicos que han involucrado a más de 10.000 pacientes.

Fuente: La Razón