Archivo por meses: septiembre 2015

La primera red social del mundo de ensayos clínicos oncológicos arranca su proyecto piloto en hospitales valencianos

La primera red social del mundo de ensayos clínicos oncológicos arranca su proyecto piloto en los hospitales de Sant Joan y La Vila, en la provincia de Alicante, y en el de La Arrixaca, en Murcia, según ha informado la Generalitat valenciana en un comunicado. Se trata de una herramienta online que pretende agilizar la investigación en cáncer, facilitando la inclusión de pacientes oncológicos en la investigación clínica, independientemente del centro en el que son tratados.

(LEER MÁS)

Fuente: Infosalus

La industria farmacéutica invirtió en España 950 millones de euros en I+D en 20

De lo 950 millones de euros invertidos, 382 se destinaron a contratos de investigación con hospitales, universidades y centros de investigación, lo que se denomina I+D extramuros. Esta partida se vió incrementada en casi un punto y medio porcentual con respecto a 2013, representando el 41 por ciento de la inversión total de I+D de la industria farmacéutica, “colaboraciones fundamentales para la investigación de nuevos fármacos y para el desarrollo científico de las instituciones y los organismos públicos”, afirma la asociación.

Por su parte, la investigación intramuros alcanzó un valor de 568 millones de euros, alrededor del 59 por ciento de la inversión total. El mayor porcentaje de estas inversiones se llevó a cabo en Cataluña (45 por ciento) y en Madrid (43 por ciento); el 12 por ciento restante se realizó en otras comunidades o en el extranjero, detalla la encuesta.

En cuanto a las partidas de gasto invertidas en I+D, la principal fue la dedicada a ensayos clínicos, con algo más de 486 millones de euros, aspecto en el que España aún tiene grandes oportunidades de desarrollo, aseguran desde Farmaindustria. Por otro lado, la investigación básica se posicionó en segundo lugar, con una inversión de más de 126 millones de euros.

Finalmente, la investigación biotecnológica supuso el 23,6 por ciento de la I+D farmacéutica en España. La encuesta indica, por tanto, un aumento de la investigación en este campo, ya que “el pasado año la industria farmacéutica invirtió 224 millones de euros en este tipo de investigación, aumentándose en más de un 12 por ciento con respecto a 2013″.

Fuente: Acta Sanitaria

Una escuela europea para formar a los pacientes en innovación terapéutica

La Academia Europea de Pacientes sobre Innovación Terapéutica (Eupati) es un consorcio de 29 organizaciones, lideradas por el Foro Europeo de Pacientes que se encarga de informar sobre los procesos, complejidades y aspectos relacionados con el desarrollo de nuevos medicamentos, así como sobre aspectos generales de acceso a los tratamientos. Aparte, Eupati es un proyecto europeo que existe desde 2012 y que seguirá vigente hasta principios de 2017.
Con esa base como punto de partida, junto con la idea de capacitar y empoderar a los pacientes expertos del presente y el futuro, se ha celebrado entre los días 14 y 18 de septiembre un encuentro en el que han participado un centenar de pacientes y representantes de asociaciones.

Objetivos 
Según explica el manager de comunicación del consorcio, Rob Camp, Eupati tiene en marcha tres objetivos marco.
El primer reto consiste en educar a 100 pacientes y convertirlos en expertos respecto “al proceso que deben seguir los medicamentos desde que solo son una idea, hasta que se desarrollan y están disponibles para los ciudadanos”.
Aparte, prosigue, el segundo objetivo es intentar educar a mil pacientes en 12 países que sean representantes de grupos de pacientes para que puedan, posteriormente, formar a otros pacientes sobre el proceso de investigación y desarrollo de fármacos. “Se les da un paquete de información bastante completa y se dan cursos en siete idiomas”, agrega.
Finalmente, en tercer lugar, Eupati quiere llegar al público en general. “Queremos ofrecer información más sencilla y que pueda interesarle a la población en general que quiera aprender más sobre investigación y ciencia”, agrega, al tiempo que incide en que, en esta ocasión, se espera llegar a 10.000 pacientes en cada uno de los 12 países en los que se lleva adelante la iniciativa.
En definitiva, estos encuentros permiten trabajar en el diseño de estudios clínicos, hacer recomendaciones y opinar sobre protocolos existentes promovidos tanto por académicos como por compañías farmacéuticas , así como transmitir dichas recomendaciones y opiniones a las autoridades reguladoras nacionales y a la Agencia Europea del Medicamento en Londres.
Se dividen en módulos de aprendizaje. Y durante la semana en Barcelona se han hablado de temas como farmacovigilancia, acceso a tratamientos y se ha hecho un análisis sobre el precio de los medicamentos, etc., explica Camp, quien comenta que los pacientes son la clave para hacer un protocolo perfecto y para que este se adecúe a sus necesidades. “A la larga, esto se traducirá en más eficacia”, concluye.
Asimismo, otras de las áreas de interés se centran en la medicina personalizada y predictiva, la evaluación de la tecnología sanitaria y los objetivos de los ensayos clínicos.
Eupati pretende convertirse en un referente para los pacientes, proporcionando las herramientas y el conocimiento necesarios para una participación significativa y, de esta forma, facilitar su poder de decisión en la innovación farmacéutica, la seguridad de los medicamentos y el acceso a los tratamientos.

Fuente: Gaceta Médica

EMA, Comisión Europea y OMS intercambiarán datos privados para “mejorar la salud pública”

La Agencia Europea del Medicamento (EMA), la Comisión Europea y la Organización Mundial de Salud (OMS) han anunciado haber alcanzado y firmado un acuerdo de colaboración por el que intercambiarán información privada con el objetivo de “mejorar la salud pública mundial”.

EMALogoSegún exponen estos tres organismos de ámbito internacional, este convenio tiene la pretensión de intensificar la cooperación ya existente en diferentes materias, como “seguridad, calidad y eficacia de los medicamentos”. Además, explican que esta colaboración “fortalecerá la comunicación y hará que sea más fácil y rápido tomar medidas para proteger la salud pública”.

“Se espera que este acuerdo sirva para acelerar el acceso de los pacientes a los medicamentos nuevos e innovadores en la Unión Europea”, continúan la EMA, la Comisión Europea y la OMS, que añaden que también persigue la meta de “evitar la duplicación de las evaluaciones, y mejorar la autorización y seguridad mediante la participación de los mejores expertos”.

Las tres organizaciones, de cualquier manera, recuerdan que trabajan conjuntamente desde hace años, ya que tienen “una larga historia de colaboración científica y técnica”. No obstante, ahora compartirán, entre otras informaciones, “datos posteriores a la autorización de farmacovigilancia, en particular relacionados con reacciones adversas a los medicamentos, así como problemas de seguridad derivados de los informes periódicos actualizados en materia de seguridad”.

“La información contenida en las solicitudes de asesoramiento científico, la designación de medicamento huérfano, la autorización de comercialización o de actividades posteriores a la autorización de interés significativo para la salud pública, y las solicitudes de aprobación de los planes de investigación pediátrica” serán otros de los apartados a intercambiar.

Fuente: Acta Sanitaria

¿Cuánto dinero gastamos al año en medicamentos?

Extremadura y Galicia son las comunidades autónomas con un mayor gasto por habitante en medicamentos adquiridos con receta en las oficinas de farmacia, con 266 y 244 euros per cápita respectivamente según datos de 2014, mientras que Madrid y Baleares son las que menos destinan a esta partida, unos 100 euros menos al año (163 y 161 euros).

Así se desprende de los datos calculados por la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) a partir de la memoria del Consejo Económico y Social (CES) sobre el último año, que evidenciaba notables diferencias regionales en el gasto sanitario por habitante.

Tras las comunidades extremeña y gallega, las que más gastan por habitante en medicamentos son Asturias (234), Aragón (217), Comunidad Valenciana (216), Murcia (215), Castilla-La Mancha (213), Castilla y León (212), Cantabria (208), País Vasco (206), La Rioja (202), Canarias (199), Andalucía (194), Navarra (193) y Cataluña (178).

En el último Observatorio del Medicamento que cada mes publica FEFE, la patronal destaca como las comunidades que más invierten en sanidad, País Vasco y Navarra, con un gasto por habitante de 1.570 y 1.394 euros anuales, dedican un menor porcentaje de su gasto total a las prestaciones farmacéuticas (un 13,1 y un 13,8% respectivamente).

Menos de lo que suponen los medicamentos para los presupuestos de Extremadura (22,1%), Galicia (20,3%), Comunidad Valenciana (20,1%) o Andalucía (19,9%).

No obstante, FEFE reconoce que al no contar con datos del gasto en medicamentos en hospitales “estas cifras podrían verse modificadas ampliamente y el hecho de tener un mayor gasto en recetas podría significar también una gestión más eficiente de la Atención Primaria”.

Gasto en julio

Por otro lado, la patronal asegura que los datos de gasto farmacéutico publicados por el Ministerio de Sanidad muestran como “la recuperación del mercado ha continuado en julio”, con un crecimiento en términos anuales de 147,7 millones de euros.

El número de recetas alcanzó una cifra de 74,5 millones, lo que representa un aumento del 0,65 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, que fue de 74 millones. El gasto aumentó un 0,95 por ciento y el gasto medio por receta creció también, en este caso un 0,29 por ciento.

Por ello, las previsiones a corto plazo señalan que en julio y agosto puede producirse un retroceso en el consumo de medicamentos, particularmente en el último mes, aunque el mercado seguirá creciendo de forma moderada.

Recurso

Por otro lado, FEFE ha alertado de que recurrirá cualquier ordenación que trate de imponer nuevos requisitos al ejercicio profesional del farmacéutico, tales como acreditaciones para la dispensación de los Sistemas de Dispensación Personalizados (SPD), después de que un decreto impulsado por el Gobierno de Aragón obligue a tener una acreditación previa para que pueda dispensar medicamentos.

Para la Federación, el título universitario ya habilita al farmacéutico para ejercer todas sus funciones. “Aunque FEFE no está de acuerdo con que el farmacéutico tenga que hacer un curso obligatoriamente para acreditarse y poder llevar a cabo esta actividad, ello no implica que quienes aborden cualquier faceta relacionada con la profesión mejoren su formación por cualquier procedimiento a su elección”, puntualiza el Observatorio.

Además, los cursos que obliga a hacer el decreto de Aragón no están reconocidos como enseñanza reglada por el Ministerio de Educación, por lo que esperan que la nueva norma sea finalmente anulada por los tribunales.

Fuente: La Nueva España

La colaboración, necesidad para los ensayos en España


Congreso SEF

Un mayor desarrollo del trabajo colaborativo y en red podría ser la receta que ayudara a solventar las dificultades a las que se enfrenta la investigación clínica con medicamentos, según se puso de manifiesto en una mesa organizada por la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC) en el marco del XXXVI Congreso de la Sociedad Española de Farmacología (SEF), celebrado la semana pasada en Valencia.

Según Elena Rubio, jefa de la Unidad de Farmacología Clínica del Consorcio Hospital General de Valencia, proteger los derechos de los participantes exige “infraestructuras muy amplias”. Los investigadores independientes, destacó, se enfrentan, en este sentido, a mayores dificultades en la coordinación de los equipos participantes.

“La regulación administrativa, las legislaciones, los reglamentos europeos son bastante difíciles de cumplir”, observó Emilio Vargas, responsable del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Clínico de Madrid. A su entender, “probablemente porque están pensadas para la investigación promovida por la industria farmacéutica”.

Para solventar algunos de estos escollos, habrían surgido las estructuras de apoyo, como la Plataforma Española de Ensayos Clínicos, que aglutina a 29 hospitales y cuenta con el apoyo y la financiación del Instituto de Salud Carlos III. De ella forman parte “profesionales especialmente formados en temas relacionados con los ensayos clínicos, como los aspectos regulatorios, los temas de monitorización y seguimiento, la farmacovigilancia, la gestión de datos y el análisis estadístico”.

Este enfoque, según Vargas, permite superar diversas dificultades como las que se derivan de la presentación del protocolo del ensayo a la Agencia Española de Medicamentos y al Comité Ético de Investigación Clínica, las obligaciones derivadas de las modificaciones que se acometan con posterioridad o la monitorización del ensayo. Gracias a esta ayuda estarían saliendo adelante ensayos clínicos que “no hubieran podido desarrollarse, especialmente multicéntricos, que resuelven dudas importantes para el Sistema Nacional de Salud”.

A su vez, Rubio resaltó las buenas perspectivas para el desarrollo “más individual” de estudios, gracias a la aprobación del reglamento europeo sobre ensayos que, entendió, facilitará la labor de equipos independientes. “Los requisitos no van a ser menores, pero los controles serán más fáciles de realizar”.

Escasa calidad

Las bases de datos aportan nuevas oportunidades para la evaluación de las intervenciones sanitarias, pero exigen unos requisitos de calidad para que la información que proporcionen sea válida. Rosa Morros, responsable de la Unidad del Medicamento del Instituto de Atención Primaria Jordi Gol, de Barcelona, destacó la semana pasada en Valencia que en España, pese a la gran disponibilidad de datos electrónicos, muchas de estas bases carecen de la necesaria validación y, como consecuencia, no permiten el desarrollo de una “buena investigación”. Según explicó la semana pasada en el congreso de la Sociedad Española de Farmacología (SEF), este déficit impide evaluar las accciones que se ponen en marcha en el Sistema Nacional de Salud aunque, según señaló, “hay motivos para la esperanza”. Por una parte, porque algunas comunidades autónomas ya colaboran en proyectos europeos y, por otra, porque existirían “iniciativas importantes en funcionamiento, como la propia base de datos de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps)”.

Fuente: Correo Farmacéutico

Producción de biofármacos en microgravedad

Es de considerar que el avance en el desarrollo de las ciencias espaciales permitirá la generación de una serie de productos que la población mundial utiliza en su vida cotidiana, es por eso que la inversión a las actividades aeroespaciales representa un factor importante en el futuro de la humanidad. Un ejemplo de esto es el trabajo del Laboratorio de Biotecnología Farmacéutica de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en México, el cual propone la producción de biofármacos en condiciones parecidas a las del espacio, en ambientes de microgravedad simulada y a través del uso de sistemas cubesat, los cuales según sus estudios, desencadenan beneficios importantes para el mejoramiento de sus características.

En la Ley General de Salud y en el Reglamento de insumos para la salud de la Secretaría de Salud (SSA) se define como biofármaco a las sustancias producidas por técnicas de la biotecnología molecular que presentan actividad farmacológica y que son empleadas como principio activo de medicamentos o sus ingredientes. Estos abarcan distintos compuestos tales como las proteínas recombinantes, los péptidos sintéticos, anticuerpos monoclonales, ácidos nucleicos sintéticos o plásmidos, entre otros.

A nivel mundial, los biofármacos ocupan siete de diez lugares en las ventas de 2014 dentro de la industria farmacéutica. De tal manera que el día de hoy significa una motivación invertir en su producción y mejorar los procesos de producción y calidad de las moléculas de los mismos.

En este sentido, la doctora Angélica Meneses Acosta, investigadora del Laboratorio de Biotecnología Farmacéutica de la UAEM, propuso en el marco del Primer Congreso Mexicano de Medicina Espacial la posibilidad de relacionar las ciencias espaciales con la producción de biofármacos, esto se refiere a la experimentación en la aplicación de ambientes de microgravedad simulada que en diversos experimentos han demostrado mejorar la calidad de los mismos.

Es importante que en el caso de los biofármacos se demuestre su calidad y eficacia para ser utilizados como medicamento biotecnológico, por lo que deben cumplir con ciertos requerimientos estructurales, “tenemos distintos niveles, primero una secuencia de aminoácidos. Estos aminoácidos deben interaccionar entre sí y esta interacción ocasiona que esta molécula química empiece a formar estructuras secundarias; estas estructuras secundarias comienzan a formar interacciones moleculares entre ellas. Estas interacciones moleculares convierten la molécula en un complejo de tres dimensiones, mismo que debe estar perfectamente formado para tener actividad. Si nosotros tenemos un problema al no obtener una conformación correcta, por ejemplo, no se podrá identificar en su momento un determinado receptor, lo que ocasionará que el biofármaco no sirva”, explicó la doctora.

 

Dada la investigación que se ha hecho a lo largo de los años a nivel mundial, se sabe que los fenómenos que otorgan dicha estructura tridimensional están estrechamente relacionados con fuerzas electrostáticas, enlaces covalentes, interacciones hidrofóbicas y fuerzas de Van der Waals.

 

“Se ha observado que en algunos casos estas interacciones se pueden promover sin la interacción de la gravedad, generando moléculas más estables, lo que permite obtener cristales de fármacos más grandes y homogéneos. Un ejemplo de ellos es la insulina: un péptido muy utilizado y dentro de los diez primeros en ventas farmacéuticas. En el experimento se utilizó insulina humana recombinante en ambiente gravitatorio terrestre y, por el otro lado, en ambiente espacial con condiciones de microgravedad en la Estación Espacial Internacional (EEI). Los cristales formados en la EEI son más grandes y estables, lo que denota un área importante de oportunidad del espacio como aplicación a la industria farmacéutica mundial”, añadió.

 

El equipo de la investigadora sugiere el uso de condiciones microgravitatorias para conocer sus consecuencias en la formación de biofármacos modelo. Ellos buscan realizar el experimento en tres etapas: hacer investigación y mediciones en condiciones de gravedad terrestre; después con microgravedad simulada, es decir, crear estos ambientes de baja gravedad en la Tierra mediante dispositivos especiales; y, por último, utilizar dispositivos cubesat en el espacio para otorgar las condiciones reales al experimento.

 

El dispositivo que podría simular microgravedad en los laboratorios terrestres fue diseñado por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). Mediante pequeños reactores —mismos que mantienen condiciones de esterilidad, pH y temperatura— que giran de manera horizontal se crean estos ambientes al existir un vector en contraflujo con el de la gravedad. La microgravedad simulada por estos es cien veces menor a la terrestre y permite conocer el comportamiento morfológico y estudiar la calidad del biofármaco generado.

 

Aunque se ha descubierto que no todas las proteínas se comportan de la misma manera, este equipo pretende explorar las posibilidades para mejorar los biofármacos. “La implementación de esto tiene varios beneficios para la comunidad en general; es brindar mejores fármacos de mayor calidad, más seguros y esperemos más eficaces. El beneficio económico lo tendrían las industrias que los fabriquen porque serán más competitivas en el mercado”, mencionó.

 

Hoy en día, a la espera de financiamiento, este grupo ya labora en la parte del estudio relacionada con la gravedad terrestre en la caracterización del sistema. Se espera que en un futuro, ya con el uso del biorreactor en ambiente microgravitatorio, la industria privada otorgue apoyo a este tipo de investigaciones.

 

“Es necesario considerar la relación costo-beneficio, debemos analizar qué tipo de proteína es de interés llevar a este nivel, y obviamente hay problemas en llevar células animales a dispositivos cubesat, así que también debemos tomar en cuenta la tecnología para poder realizarlo”, concluyó la científica.

 

Esta investigación se ha llevado a cabo en el Laboratorio de Biotecnología Farmacéutica con la colaboración de la Facultad de Farmacia de la UAEM. El diseño del dispositivo cubesat correrá a cargo de la Universidad Politécnica de Chiapas dada su expertise en el área. Todo esto con el apoyo financiero de la Facultad de Farmacia de la UAEM y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Fuente: Noticias de la Ciencia

La industria farmacéutica ha generado más de 11.000 empleos en lo que llevamos de año

Las tradicionales fortalezas que se le atribuyen a la industria farmacéutica como sector destacado en la economía española hacen referencia a la productividad, la inversión en I+D y su potencial exportador. A todos estos ingredientes hay que añadirle la evidente pujanza en lo laboral que la industria está demostrando. De hecho, el farmacéutico es uno de los sectores industriales que más están influyendo en la paulatina recuperación del empleo en España. En concreto y según datos extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la industria farmacéutica es responsable de 11.300 nuevos empleos en los seis primeros meses de 2015.
Esta cifra representa un 16 por ciento más de puestos de trabajo en el sector. Hay que tener en cuenta que la última cifra de empleo sectorial publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) indicaba que la industria farmacéutica a finales de 2014 contaba con 36.992 empleos directos y un total de 65.900 empleos entre directos e indirectos.
Con los datos en la mano se puede afirmar que a finales del primer semestre de 2015 la industria farmacéutica en España cuenta con aproximadamente 77.200 trabajadores repartidos en su mayoría entre Cataluña y Madrid, regiones donde el sector tiene una mayor presencia.
El aumento en la contratación de personal de las compañías que conforman la industria farmacéutica en España se debe a que muchas de las multinacionales con implantación en nuestro país “han aumentado el número de posiciones en España, que dan servicio a otros países de la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África). Lo que pone de manifiesto un mayor confianza en las filiales de nuestro país”, asegura a EG Mar Moreno, manager de Michael Page Healthcare.

Cariz estratégico 
Buena parte de estos datos sobre la evolución del empleo han sido analizados por la división de Healthcare de la compañía especializada en asesoramiento y selección laboral, Michael Page. Una de las principales conclusiones que se extraen de dicho informe hace referencia a que los perfiles más demandados en el seno de la industria farmacéutica son los aquellos que tiene un marcado cariz estratégico, sobre todo los relacionados con la inteligencia comercial, la logística y las operaciones.
En este sentido Mar Moreno asegura que “muchas empresas apuestan por crear centros de servicios compartidos que desde España dan servicio a EMEA lo que supone un aumento en las contrataciones por ejemplo de profesionales para el servicio técnico, informática, recursos humanos o perfiles financieros”.
Además, la evolución de las terapias así como el desarrollo de medicamentos genéricos y biosimilares exige una mayor especialización de los trabajadores, por lo que otra buena parte de los empleos creados responde a profesionales con este tipo de perfiles. “Tras unos años marcados por la falta de pipeline sólido en los laboratorios, se abren paso nuevos fármacos de uso hospitalario y terapias más especializadas que requieren profesionales de alta cualificación” confirma Mar Moreno.
Otra de las principales razones que desde la industria farmacéutica se esgrime para justificar este sustancial aumento en el empleo reside en que las plantas de producción de medicamentos en España optimizan también su actividad fabricando con un importancia capital hacia mercado exteriores por lo que la necesidad de nuevos empleadores se hace evidente.

Perfil comercial 
El informe elaborado por Michael Page Healthcare a este respecto señala que entre las posiciones más demandadas se encuentran “perfiles de acceso al mercado y precio y reembolso que aseguren la correcta introducción de los fármacos en los sistemas de salud y garanticen su rentabilidad. Desde hace unos años, los perfiles comerciales se reinventan y se apuesta por licenciados en ciencias de la salud sometidos a información médica continuada y a las actualizaciones en últimos resultados de la investigación y ensayos clínicos”, destaca la especialista de Michael Page. “La consecuencia directa de este hecho es que se fortalecen las áreas de legal y compliance para dar soporte al área de ventas y marketing”, destaca Moreno.
En líneas generales perfiles más técnicos del área de regulatorio y departamento médico se convierten en figuras clave de soporte para el desarrollo del negocio farmacéutico.

Época de fusiones 
Otra de las razones que también arrojan luz sobre la positiva evolución de lo laboral en la industria farmacéutica reside en que la pérdida de patentes provoca procesos de fusión y adquisiciones que ya han comenzado a experimentarse. Por lo que ante la dificultad de crecer orgánicamente se espera que a lo largo de este 2015 y de 2016 se sucedan operaciones de este tipo. De ahí que se constate que muchas de las compañías nacionales e internacionales con delegación en España “estén haciendo verdaderos esfuerzos por destacar en I+D y mejorar así su competitividad”, asevera Mar Moreno.
Desde Michael Page Healthcare destacan por su experiencia profesional que “el entorno farmacéutico ha sido siempre muy dinámico. Fusiones y adquisiciones entre compañías con líneas de negocio complementarias hacen que el mercado laboral farmacéutico se vea afectado. En la mayoría de los casos, tras una fusión o una compra tiene lugar una reorganización estructural en la que casi siempre la red de ventas es la más afectada. Tras dicha reorganización surgen necesidades más acordes con la nueva estructura y reorganización y las compañías llevan a cabo planes para satisfacer esas demandas”, precisa Moreno.
El último de los aspectos que tiene relación directa con el plano laboral es el salario. Desde Michael Page aseguran que los sueldos se mantienen en la industria farmacéutica y se introducen otras complementos que ayudan a hacer atractiva la oferta laboral. “El salario variable y otros beneficios sociales cada vez más atractivos se utilizan como añadidura al fijo al paquete retributivo y como herramienta de retención. Buenos profesionales a nivel de formación y experiencia reducen sus expectativas salariales para mantener su actividad profesional”.

Fuente: El Global

Sanidad ultima un sistema para definir “con objetividad” si un medicamento es innovador y financiarlo

Se está usando como base de este estudio piloto un total de 140 medicamentos ya autorizados y comercializados desde el año 2012

El director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia, Agustín Rivero, ha asegurado este jueves en Santander que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad espera tener a finales de septiembre una metodología que permita definir “con objetividad” si un medicamento es innovador o no y si el Estado lo financia.

Así, ha asegurado que es un estudio piloto encargado a una universidad y que está utilizando como base 140 medicamentos innovadores ya autorizados y comercializados desde el año 2012, y permitirá calcular un precio por parte de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos de la forma “menos subjetiva posible”.

Durante su intervención esta tarde en el ‘XV Encuentro de la Industria Farmacéutica Española’, que patrocina la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica (Farmaindustria) y se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha aclarado que este tipo de metodologías “llevan su tiempo”.

“No sé si la veré en una Comisión de Precios, pero será una herramienta importante para quien venga detrás”, ha recalcado Rivero, quien ha incidido en que ésta es “una herramienta más” con la que se quiere tener una medición “académica” que se suma a otras herramientas actuales, como la relación coste-efectividad de los medicamentos innovadores.

De hecho, ha aclarado que el hecho de que esta metodología esté lista, según las previsiones, para finales del mes de septiembre “no quiere decir que se vaya utilizar en la próxima Comisión de Precios”.

“ES IMPORTANTE” QUE HAYA CONSENSO ENTRE ADMINISTRACIÓN E INDUSTRIA

Rivero también ha asegurado que esta metodología “está abierta a toda crítica y aportación” porque pasará por las comunidades autónomas y la industria farmacéutica “para no discutir qué es innovación incremental o innovación decremental” y que tratará de dividir los medicamentos en un ‘grupo A’ –innovadores– y un ‘grupo B’ –no innovadores–.

En este sentido, ha ejemplificado que una vez definida la innovación de un medicamento, se podría llegar a negociar que un medicamento innovador cuesta entre 30.000 ó 40.000 euros por paciente o, si no es innovador, reducir los precios a entre 4.000 ó 5.000 euros.

De esta forma, además de reconocer que “no es fácil traducir la teoría a la realidad” a la hora de decidir qué es y qué no es innovación, ha reivindicado que “es importante” que haya consenso entre la Administración Pública y la industria farmacéutica en este aspecto.

Esto se debe, tal y como ha explicado, a que “cuanto más objetivas sean las decisiones y que la industria conozca la metodología, mucho mejor para todos”.

Fuente: Telecinco

Las adquisiciones se triplican en la industria farmacéutica en el primer semestre del año

Las adquisiciones en el sector farmacéutico se han triplicado en el primer semestre de 2015, según la consultora internacional KPMG. Hasta el momento se han registrado movimientos por valor de 221.000 millones de dólares (191.000 millones de euros), tres veces más que las cifras alcanzadas en el mismo periodo de 2014. El último gran anuncio lo realizó la farmacéutica israelí Teva, con la adquisición del negocio de genéricos de Allergan por 36.800 millones de euros. Con este movimiento, Teva aparcó su intención de adquirir Mylan, tras meses de cruces de declaraciones y de lanzamiento de grandes ofertas. Al mismo tiempo, Allergan anunciaba la compra de la biofarmacéutica Naurex por 484 millones de euros.
En los últimos tres años, la industria farmacéutica se está transformando de una forma muy acelerada. Las compañías ven las adquisiciones como una manera efectiva de mantener sus ingresos y crecer al ritmo que exigen los inversores. Además, es una forma de adquirir innovaciones prometedoras en fases avanzadas sin tener que realizar la inversión en I+D desde el comienzo, una tendencia al alza ante la subida de costos de investigación y desarrollo. Los bajos tipos de interés actuales, también ayudan a explicar estos movimientos.
Precisamente el pasado mes de julio se publicó el Barómetro 2015 de la industria de medicamentos y tecnología sanitaria realizado por KPMG. Este apuntaba que el 78 por ciento de los directivos de la industria farmacéutica y de la tecnología sanitaria en España considera que durante este año sus empresas protagonizarán alguna operación corporativa. Aquí, las fusiones o adquisiciones, señaladas por un 46 por ciento, serán las más recurrentes, según el citado informe. La comercialización de licencias es la segunda opción, señalada por un 44 por ciento, y a continuación las alianzas estratégicas, elegidas por dos de cada cinco encuestados.
“La mejora de las expectativas de crecimiento para los próximos años en un entorno macroeconómico de mayor estabilidad, y la reducción de los ratios de apalancamiento de las compañías farmacéuticas ha contribuido a este incremento de la actividad de fusiones y adquisiciones”, explica en el informe Luis Zaragoza, director de finanzas corporativas de KPMG en España.
Y es que, efectivamente, el crecimiento está regresando a la industria farmacéutica. Tras varios años de crisis, en consonancia con la situación del país, tres de cada cinco directivos percibieron en 2014 cierta recuperación en sus cifras de negocio. De la misma forma, un 61 por ciento considera que su rentabilidad aumentará entre 2015 y 2016.
En este sentido, José Ignacio Rodríguez, socio responsable del sector de Ciencias de la Salud de KPMG España, explica en la publicación que este dinamismo que se observa en el mercado farmacéutico va dirigido a reorganizar los modelos de negocio de las empresas para adaptarse a los cambios que se producen en el entorno de la salud y a los derivados de la rápida evolución tecnológica. Aquí, dice, una parte importante de la estrategia de crecimiento “se ve reflejada en la elevada actividad de operaciones corporativas, con un patrón común marcado por el acceso a nuevos mercados, liderazgo en nichos específicos y búsqueda de especialización y redimensionamiento de estructuras”.

Movimientos de Pfizer
En estos primeros seis meses de 2015 Pfizer recibió la aprobación para la adquisición definitiva de Hospira por 17.000 millones de dólares (aproximadamente 14.700 millones de euros). Además, unos meses más tarde, la compañía farmacéutica norteamericana anunció un acuerdo con GlaxoSmithKline (GSK) para adquirir sus vacunas antimeningocócicas conjugadas tetravalentes frente a la meningitis ACWY, Nimenrix y Mencevax, por un total de 115 millones de euros.
Precisamente el pasado mes de mayo un informe elaborado por Deutsche Bank consideraba que la empresa estadounidense, tras fracasar el año pasado en su intento de compra de AstraZeneca, podría lanzarse por la adquisición completa de GSK con una oferta de 146.000 millones de dólares (132.700 millones de euros), lo que, de suceder, sería la mayor fusión de la historia en el sector farmacéutico y crearía un grupo con una facturación anual de casi 100.000 millones de dólares. De hecho, Ian Read, presidente ejecutivo de Pfizer, no ha ocultado su deseo de acometer una gran adquisición, con el fin de utilizar los 30.000 millones de dólares que tiene en tesorería y rebajar su factura fiscal, trasladando el grupo resultante de la posible compra a un país con impuestos más bajos que Estados Unidos.

Otras adquisiciones
Por otro lado, la compañía irlandesa Perrigo continúa con su fase de expansión con la compra de la empresa alemana Naturwohl Pharma GmbH. Este movimiento se une a la adquisición de Omega Pharma anunciada el pasado mes de marzo. Estos movimientos han vemido a fortalecer a una compañía que buscaba alejarse del fantasma de la adquisición por parte de la norteamericana Mylan.
Por otra parte, Abbvie adquirió Pharmacyclics, Celgene se hizo con Receptos, en un acuerdo que refuerza su cartera de inflamatorio y de inmunología y Endo compró Par Pharmaceutical.
Según Taron Wade, analista de Standard & Poor’s, “las compañías farmacéuticas tienen actualmente suficiente holgura financiera para realizar adquisiciones, incluso de cierto tamaño, sin que se vean afectados sus ratings. Las farmacéuticas de Norteamérica están siendo más agresivas a la hora de financiar grandes operaciones con deuda en 2015, como demuestra la compra de Pharmacyclics por AbbVie por 21.000 millones de dólares”.
Además de las posibles grandes adquisiciones, “también es posible que se den operaciones más pequeñas de transferencia o intercambio de parte de los negocios de las distintas compañías, que vendrían a refinar las estrategias de las mismas en la dirección de una mayor especialización”, según explicó a EG Pablo Moreno, director de Operaciones de Clientes de IMS Health. A su manera de ver, “la especialización proporciona ventajas de eficiencia tanto en investigación como a nivel comercial, lo que puede estar detrás de algunas de las operaciones que se han producido”.

Fuente: El Global