Archivo por meses: junio 2015

A pesar de los avances registrados en los últimos años en el desarrollo clínico de medicamentos, los niños siguen siendo los grandes olvidados

AnnaEntrevista a Anna Jurczynska, de la Junta Directiva de AMIFE

.- ¿Por qué AMIFE plantea una Jornada de estas características?

Esta jornada surge como estímulo para impulsar y concienciar sobre la investigación clínica en pediatría en España. Si bien, durante los últimos años, la Investigación Clínica en general, está adquiriendo una gran relevancia entre las distintas partes implicadas (hospitales, pacientes, agencias reguladoras, etc.), en el campo específico de Pediatría la situación es algo distinta.

Desde AMIFE se planteó la necesidad de identificar, tanto las oportunidades que nos plantea este campo, como los retos a los que hay que enfrentarse para poder avanzar en la dirección que nos permita dar a la investigación clínica en pediatría la importancia que tiene y ofrecer  así  a los pacientes pediátricos las mismas oportunidades que a la población adulta, y a los facultativos que investigan en población pediátrica mayor apoyo para que en un futuro, tengan opción a proporcionar mejores tratamientos a sus pacientes, adecuados a sus necesidades y patologías.

.- AMIFE es una Asociación que fomenta el I+D+i del sector farmacéutico. En su opinión, ¿se investiga lo suficiente en pediatría?

A pesar de los avances registrados en los últimos años en el desarrollo clínico de medicamentos, los niños siguen siendo los grandes olvidados. La investigación en pediatría está aumentando en los últimos años, posiblemente en gran medida por la obligatoriedad del desarrollo de Planes de Investigación Pediátrica desde 2007 (EC/No 1901/2006), pero todavía hay oportunidades para mejorar,  aumentando por ejemplo, la participación de España en ensayos clínicos de fases tempranas (fase I y fase II) en niños.

Es imprescindible evaluar mediante ensayos clínicos controlados las características farmacocinéticas, farmacodinámicas, el perfil de seguridad y de eficacia de los medicamentos específicamente en esta población y dejar de extrapolar datos de población adulta, para garantizar un uso seguro de los medicamentos en niños en la práctica clínica habitual, basado en datos sólidos de investigaciones realizadas en población pediátrica. Siempre que existan necesidades no cubiertas, la investigación clínica será insuficiente.

Por otro lado, es cierto que al tratarse de una población especial y vulnerable, se necesita una atención especial a todo lo que rodea al ensayo clínico, y hay que evaluar en todo momento el balance entre lo que sería deseable y lo que es posible dadas las características de los pacientes.

VER PROGRAMA DE LA JORNADA

Reformular el modelo para separar el coste de la I+D del precio del fármaco

“Aprovechar la reforma de la Ley de Patentes, incluyendo una enmienda en el Senado, para limitar los derechos por el abuso que se hace de las licencias” es una de las recomendaciones que un grupo de expertos han recogido en un informe para blindar el uso de medicamentos ante “los precios injustificados y desorbitados”. Así lo expone el documento ‘Acceso a los nuevos medicamentos. El ejemplo de la hepatitis C: costes, precios y patentes’ presentado en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC).
Un análisis que ha servido para que médicos, economistas y abogados recojan distintas fórmulas para garantizar el acceso a las innovaciones y que recoge las peticiones de la OMC de alterar las licencias. Como destacó su presidente Juan José Rodríguez Sendín, “hay que revisar el sistema de patentes y ponerle límites en beneficio de los pacientes”. A corto plazo los expertos lo tienen claro: si no se pone solución “basta con un número de innovaciones no muy alto para que la estructura del Sistema Nacional de Salud (SNS) se resquebraje”, destacó el jurista Javier Sánchez-Caro.
El problema de inequidades que genera el alto precio de los fármacos podría ir en aumento a juicio de los expertos, sobre todo, si se tiene en cuenta que “las patentes químicas han crecido un 5 por ciento, pero las biotecnológicas lo han hecho más de un 12 por ciento”, explicó Ramón Gálvez, neurólogo y experto en gestión sanitaria y dirección hospitalaria.
Ante este panorama hay que reformular el modelo y por tanto, “conseguir un nuevo equilibrio entre el interés público, en este caso de la sociedad, y el beneficio privado, de la industria farmacéutica”, comentó el ex secretario general de Sanidad, Fernando Lamata.
Las herramientas para ello ya están a disposición de todos, por ello, aprovechando la revisión legislativa que se está haciendo de la ley los autores son partidarios de alterar las patentes. “La legislación contiene elementos suficientes para hacer frente al problema, mediante excepciones y limitaciones”, planteó Sánchez-Caro. Esta solución, además, podría ir de la mano de otras fórmulas, como auditar las negociaciones entre la Administración y la industria para que el precio se ajuste al coste de forma justa y prudente.
Además, señalan que condicionar el mantenimiento de las patentes a la fijación de precios sería también necesario. De esta manera, habría que establecer un control riguroso de la actuación de la Comisión de Precios y del Comité Asesor, así como de los conflictos de intereses y régimen de incompatibilidades. De hecho, “el 85 por ciento del presupuesto de la Agencia Europea proviene de las tasas que la industria paga por las autorizaciones de nuevos fármacos”, advirtieron. Una buena forma de hacerlo sería publicando las actas de dichos órganos.
Pero los expertos van más allá, y el hecho de que el derecho de las empresas a obtener beneficios colisione con el derecho a la salud y la vida es motivo más que suficiente para quitar opacidad a todo este proceso. Así, Sánchez-Caro, instó a dar más transparencia a los costes de fabricación, así como de investigación y desarrollo, “explicando las ayudas públicas en los ensayos clínicos”, y la industria farmacéutica debería detallar qué beneficio esperado se incluye en el precio. En este sentido, habría que descontar de los costes de producción toda la inversión pública recibida para la I+D.
Asimismo, los expertos son partidarios de utilizar la evaluación coste-beneficio para rechazar la financiación pública de un medicamento que no aporte valor, pero no para fijar el precio.
Licencias obligatorias
Tanto Lamata como el resto de autores aseguran que de no llegar a un acuerdo entre Gobierno e industria para ajustar los precios a los costes, habría que conceder licencias obligatorias y promover la fabricación de genéricos en otras empresas. “Si no hay empresas interesadas en la fabricación de genéricos, o se bloquean estas iniciativas por la compañía original, habría que organizar la producción de genéricos en un laboratorio público”, matizó el ex secretario general de Sanidad.
A nivel Europeo la situación parece más complicada, ya que no es la primera vez que Europa intenta hacer un frente común para diseñar una estrategia que garantice el acceso a los fármacos, acordando una reducción drástica de los precios. En 2014, como recuerda Gálvez, ya se intentó llevar a cabo con los fármacos de la hepatitis C. Además, como destacaron los expertos las compañías negocian sus precios en el ámbito nacional teniendo en mente cómo puede afectar el precio fijado en un país sobre los que se fijarán en otros países. “De esta forma rechazarán acuerdos de precios más bajos, para evitar la aplicación automática mediante el sistema de precios de referencia en otro país”, explicó Lamata.
Con todo, los expertos defienden fórmulas como la compra centralizada, reducir el tiempo de protección de la patente y vincular la financiación de I+D al establecimiento de licencias socialmente responsables.
En el marco mundial, son partidarios de promover un convenio estableciendo mecanismos para la fijación de prioridades, la coordinación de esfuerzos de la I+D y la creación de un fondo global público.
En esta línea, los autores tienen claro que los gobiernos tienen que abordar una serie de medidas complementarias de forma inminente. La negociación y fijación de precios más bajos; el reembolso de los medicamentos que aporten valor y la desfinanciación de los que no; alterar las patentes cuando sea necesario; y darle más papel a la Unión Europea.
En definitiva, instan a los partidos políticos a hacer propio este documento como herramienta de cambio.
Fuente: Gaceta Médica

El gasto farmacéutico público crecerá muy por debajo de lo que lo hará la economía española en los próximos años

Las previsiones auguran crecimientos de entre el 0,4% y el 1% anuales en el mercado de oficinas de farmacia en España en el periodo comprendido entre 2015 y 2019, según datos extraídos del informe Market Prognosis de IMS, que recoge el Boletín de Coyuntura del Mercado del Medicamento en España,número 120 de los que elabora mensualmente Farmaindustria. Estos datos distan mucho de las cifras de crecimiento que los diversos organismos nacionales e internacionales prevén para la economía española en los próximos cinco años.

Tras varios años de intensa caída del mercado y del gasto farmacéutico público en España, el pasado 2014, aunque moderado, supuso el primer año de crecimiento positivo en el último lustro. Sin embargo, las previsiones no son demasiado optimistas con respecto a la evolución de éstos en el corto y medio plazo. Si se cumplieran las predicciones, entraríamos en la década de 2020 con un volumen de gasto que apenas superaría los 9.700 millones de euros, situándose así en niveles similares a los de principios de 2005, en términos corrientes.

El Boletín destaca que datos reales y previsiones de analistas muestran que una vez absorbidos los efectos estadísticos coyunturales de las medidas de política sanitaria implantadas en España desde 2010, el cambio de tendencia del gasto farmacéutico hacia el estancamiento es una realidad. Por esta razón, no parece plausible contemplar un escenario de evolución del gasto que se aproxime siquiera a las tasas de crecimiento de la economía española en los próximos años.

El VAB de la industria farmacéutica pierde 2.000 millones de euros en 5 años

Por otro lado, el Boletín recoge las cifras del Instituto Nacional de Estadística sobre el Valor Añadido Bruto referidas a la industria farmacéutica. En este caso, el deterioro del VAB de este sector en España ha sido muy acusado, pasando de aportar directamente al PIB nacional casi 7.000 millones de euros en 2008, a no llegar a 5.000 millones en 2013, aunque se ha mantenido la remuneración bruta de asalariados.

En efecto, desde el punto de vista de la renta, el VAB se distribuye, fundamentalmente, entre la remuneración bruta de asalariados, los impuestos ligados a la producción y el excedente bruto de explotación y rentas mixtas. En este caso, la reducción de VAB de la industria farmacéutica registrado en el periodo comprendido entre 2008 y 2013 se ha concentrado en el excedente bruto de explotación y no en la remuneración de asalariados, ni en los impuestos ligados a la producción.

El Boletín señala que esta caída del VAB de la industria farmacéutica está estrechamente ligada al impacto que han tenido las medidas regulatorias sectoriales implantadas desde el año 2010 en nuestro país para reducir el déficit público.

El porcentaje que representa el VAB sobre el valor de la producción farmacéutica española se ha reducido notablemente, pasando del 46,3% de 2008 al 32,9% de 2013. Este deterioro de casi un 30% es el mayor experimentado por un sector industrial español durante la crisis, lo que supone una buena medida del impacto que han tenido las medidas regulatorias sobre un parámetro tan relevante para un sector como es el porcentaje de su producción, que se traduce directamente en VAB.

Fuente: FEIQUE

Sanidad confirma la reaunudación de los acuerdos con la industria

Las últimas enmiendas sanitarias vinculadas a los acuerdos sectoriales sobre el gasto farmacéutico están paradas, según ha manifestado a los medios el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno después de la Asamblea General Ordinaria de la industria farmacéutica.

Además, Moreno ha destacado que espera que el acuerdo que vincula a los ministerios de Hacienda y Sanidad con las patronales de este sector, tanto innovadora como de genéricos, pueda salir adelante “en las próximas semanas”.

Las enmiendas sanitarias pendientes de tramitación, relativas a genéricos y marcas, son la última pata de un proceso que comenzó con la regulación de los techos de gasto incluídos LOFCA y unos protocolos acordados entre Hacienda y Sanidad.

En lo que respecta a que este grupo de enmiendas pueda ir incluido en la tramitación de la Ley de Procedimiento Administrativo Común, el secretario general de Sanidad, ni lo ha confirmado, ni lo ha desmentido.

ASAMBLEA GENERAL DE LA INDUSTRIA

Uno de los principales retos que la industria farmacéutica tiene por delante es intensificar el espíritu innovador que le caracteriza para, no sólo adaptarse, sino tratar de anticiparse a un entorno global tan cambiante como el actual.

En el transcurso de la Asamblea, se ha destacado el papel primordial que debe desempeñar este sector en la búsqueda y promoción de nuevas fórmulas que garanticen el acceso, presente y futuro de los pacientes a las innovaciones terapéuticas.

Además, se han señalado otros ámbitos de diálogo con las Administraciones Públicas, tanto nacionales como autonómicas, que posicionan a la industria farmacéutica como un aliado leal y comprometido con el país y sus ciudadanos, lo cual es clave para preservar un escenario de estabilidad.

Fuente: Consalud

Comercial, registro y calidad son las áreas con más empleo en la industria farmacéutica

Los departamentos de comercial, registro y calidad son los que más oportunidades laborales presentan dentro de la industria farmacéutica, tal y como asegura el informe Guía del Mercado Laboral 2015 publicado por la multinacional británica Hays. La proyección de los perfiles comerciales se debe, asegura el informe, “a la necesidad de buscar nuevos perfiles comerciales que les ayuden con las necesidades de sus nuevos interlocutores en la Administración Pública”.
En cuanto a los departamentos de calidad y de registro, Hays señala a las plantas de producción españolas, “que se han volcado en la exportación y en la adaptación de sus procesos productivos a las necesidades de las diferentes agencias reguladoras”. Aquí, señaló, también cobran importancia perfiles de planificación de producción. En este sentido, las empresas del sector sanitario están dirigiendo sus recursos a la contratación de talentos muy cualificados, huyendo de la masificación y buscando profesionales que sean capaces de aportar valor.
De este modo, el sector sanitario vuelve a experimentar mejoras “tras haber perdido cerca del 20 por ciento de su valor total en cinco años”, explica. Tal y como explican desde Hays, hasta ahora, este sector ha tendido a la concentración, “dándose una oleada de ventas, fusiones y alianzas empresariales, especialmente en farmacia, donde este hecho ha producido la ralentización del sector”. Todas estas fusiones o adquisiciones, indica, han tenido en su mayoría el objetivo de buscar sinergias para aumentar la rentabilidad o incluso en algunos casos, señala, para encontrar ventajas de ingeniería fiscal.
El acceso al mercado de los fármacos más innovadores sigue siendo uno de los factores fundamentales para explicar las estrategias comerciales de muchos laboratorios. Aquí, celebra la aprobación de los últimos antivirales para la Hepatitis C, pero avisa que no esperan “muchos más grandes gestos por parte de la administración, que ya ha alcanzado el cien por cien de la deuda pública y que tendrá que hacer desembolsos imprevistos para poder atajar posibles brotes de virus como fue el caso del ébola”.

Aumento de salarios 
En cuanto a la evolución de los salarios en este sector, la multinacional asegura que están registrando “repuntes” en el incremento en algunas posiciones. “Principalmente se basan en que los salarios se habían congelado en años anteriores y al haber menos talento disponible en el mercado con las competencias deseadas empieza a haber una cierta lucha por el talento”, apuntan. En este sentido, los puestos de key account manager, calidad y registros y visitadores de farmacia es donde se han producido los incrementos más significativos.
En cuanto a las previsiones de cara a final de 2015, la multinacional británica mira al futuro con buenos ojos. “Son previsiones positivas y esperamos que las condiciones de acceso al mercado se relajen y el uso de criterios fármaco económicos permita la introducción de tratamientos y tecnologías innovadoras manteniendo la sostenibilidad del sistema”, aseguran.
Por último, apuntan al interés que despierta el sector de la biotecnología en España. “Se está produciendo una gran apuesta por el sector de la biotecnología, y asociaciones como Asebio o empresas españolas como Oryzon han sido testigo de interés por parte de las multinacionales más grandes del sector farmacéutico.

Fuente: El Global

Limitar las patentes ayuda a evitar el monopolio farmacéutico

Un grupo de expertos médicos ha publicado un informe sobre acceso a los nuevos fármacos, tomando como ejemplo el caso de la hepatitis C, pero “lo mismo va a ocurrir con otras áreas”, ha avisado Ramón Gálvez, uno de sus autores.

Es decir, el problema del alto precio de los fármacos y las dificultades que esto supone para el SNS no está precisamente cercano a desaparecer. Sobre todo, teniendo en cuenta que “las patentes químicas han crecido un 5 por ciento, pero las biotecnológicas lo han hecho más de un 12 por ciento”, explica Gálvez. “Tenemos que conseguir el equilibrio entre patentes y precios”, ha demandado.

Por ello, los expertos han elaborado varias propuestas, entre las que figura la reforma de la ley de patentes, aprovechando su tramitación legislativa, la transparencia en los costes de la I+D y en la fijación de precios por parte de la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos. Además, llama a desligar el precio del coste-efectividad, y advierte de los conflictos de intereses de los organismos reguladores. Y es que, señalan los autores del documento, el 85 por ciento del presupuesto de la Agencia Europea proviene de las tasas que la industria paga por las autorizaciones de nuevos fármacos.

Las compras centralizadas y las licencias obligatorias también figuran entre las sugerencias. Todo con la intención de equilibrar el interés legítimo de la industria con el de la sociedad.

Y es que, como ha señalado Fernando Lamata, otro de los autores del informe, “en concursos de obra pública se fija un beneficio para la empresa del 6 por ciento, ¿por qué no se hace lo mismo con los medicamentos?” La clave está en que el beneficio de la empresa sea razonable, al contrario de la situación actual: “si el coste de construcción de un centro de salud es de 2,5 millones de euros y la consejería de Sanidad de turno paga 50, ¿qué es lo que ocurrirá?”, se pregunta Lamata. Eso es lo que está pasando con los nuevos fármacos.

Fuente: Redacción Médica

El mercado laboral de la industria farmacéutica se recupera

El sector sanitario por fin está experimentando mejoras tras haber perdido cerca del 20% de su valor total en cinco años, según la Guía del Mercado Laboral 2015, realizada por la multinacional británica Hays, especializada en la contratación de profesionales cualificados. El informe, que ofrece un análisis global de tendencias y salarios en España, ha contado con las respuestas y opiniones de 1.500 empresarios y 8.300 trabajadores, de los que 2.970 están en situación de desempleo.

Últimamente, esta área ha tendido a la concentración, dándose una oleada de ventas, fusiones y alianzas empresariales, especialmente en farmacia, donde este hecho ha producido la ralentización del sector. Esta concentración se ha dado por diferentes razones, que van desde la mejora de la investigación, hasta conseguir ventajas de Ingeniería Fiscal.

“Al encontrarse el Life Sciences en un cambio de ciclo, conviven en él múltiples estrategias, en función de las necesidades y situación concreta de cada compañía. Una vez aclarado el marco estatal, las compañías conocen las reglas del juego con las que tienen que operar” comenta Sergio Hinchado, Senior Manager de Hays.

El acceso al mercado de los fármacos más innovadores sigue siendo uno de los factores fundamentales para explicar las estrategias comerciales de muchos laboratorios. Además, la Administración no ayudará al sector, al haber alcanzado ya el 100% de la deuda.

En el caso de Cataluña, la situación política afecta a las empresas del sector, ya que éstas necesitan marcos muy estables en el tiempo, siendo además Cataluña una de las comunidades autónomas con más capacidad productiva y con uno de los porcentajes más altos de laboratorios radicados y de personal investigador. Las previsiones de contratación en el sector son positivas y se esperan mejoras tanto en las condiciones de acceso al mercado como en la introducción de tratamientos y nuevas tecnologías innovadoras.

Las mejores expectativas de incremento de plantilla se centran en los departamentos de Registros, Calidad, Comercial y Planificación de Producción. Las empresas del sector sanitario están dirigiendo sus recursos a la contratación de talentos muy cualificados, huyendo de la masificación y buscando profesionales que sean capaces de aportar valor.
Tras estar congelados los salarios los últimos años, hay un incremento de éste en varias posiciones, siendo KAM, Visitadores de Farmacia y el área de Registros y Calidad donde se encuentran los más significativos.

Fuente: Siete Días Médicos

Las asociaciones de pacientes quieren modernizar estructuras

Directivos de cuarenta asociaciones de pacientes han participado en el I Fórum de Entidades con el lema Innovando y compartiendo, organizado por Novartis, para compartir experiencias y adquirir conocimientos y herramientas que permitan mejorar el desarrollo de su actividad y reforzar el papel de las asociaciones de pacientes.

Según Fernando Morón, director de la Asociación Española de Fundraising, “la creación de espacios de diálogo entre actores sociales, empresariales y administrativos es siempre necesaria y debe ser fomentada y aplaudida. En España el tejido asociativo tiene que dar un paso más allá para garantizar su sostenibilidad y la modernización de sus estructuras”. En ello coincide Amaya Sáez, directora de la Fundación Menudos Corazones, que considera que “el principal objetivo es hacer que las asociaciones sean cada vez más fuertes, más profesionales y más eficaces para poder dar pautas, información, formación y, sobre todo, apoyo”. Según Sáez, la profesionalización paulatina hace que la formación y el intercambio de experiencias sean esenciales. “Beneficia a las organizaciones y, por lo tanto, a los miles de pacientes a los que representan”.

En este sentido, Francisco Munar, de la Asociación Balear de Esclerosis Múltiple, considera que “el hecho de compartir estas experiencias y hacer crecer el conocimiento entre los profesionales promueve un cambio de actitudes”. Según Munar, un ejemplo es el trabajo preventivo en esclerosis múltiple, que comienza a implantarse, para informar al paciente de la patología desde el inicio y que no se sienta solo.

Fuente: Diario Médico

Jacek Glinka presidirá la patronal europea del genérico

Jacek Glinka, presidente de Mylan Europa, es miembro del Consejo Ejecutivo de la EGA desde comienzos de 2014. Ha trabajado en la industria farmacéutica y de la Salud durante los últimos 14 años. A partir de octubre, presidirá la patronal europea del genérico.

“Estamos muy contentos de dar la bienvenida a Jacek Glinka como el próximo presidente de la EGA. Su gran experiencia y motivación serán esenciales para promover un entorno favorable a la competencia en el sector farmacéutico y para aumentar el acceso de los pacientes a los medicamentos de alta calidad en toda Europa y en todo el mundo”, ha dicho Adrian van den Hoven, director General de la EGA, al respecto en la XXI Conferencia Anual de la patronal celebrada en Berlín.

Fuente: PM Farma

El PP no prevé, “por ahora”, llevar a una ley los acuerdos con la industria

Fuentes del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados han afirmado a CF que no está previsto “por ahora” plasmar en una ley los acuerdos con la industria farmacéutica para contener el gasto farmacéutico. Entre estos acuerdos estaría anular la actual obligación de dispensar genéricos cuando un médico recete un fármaco innovador que esté al mismo precio que el genérico y eliminar las restricciones a las bonificaciones que los laboratorios hacen a las farmacias.

Estos dos puntos, que habrían sido ya acordados por los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de Sanidad, Alfonso Alonso, con Farmaindustria y la patronal de genéricos Aeseg,  aunque aún no se han cerrado completamente los protocolos que se firmarán por separado con cada empresarial, deberían tener rango legal para poder aplicarse, ya que implicarían la reforma de la Ley de Garantías y del RDL 16/2012. De hecho, Hacienda y Sanidad habrían trasladado a la industria que introduciría estos puntos en la reforma de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas lo que finalmente no hizo.

EL PRIMER PASO
Sí entró en esa reforma la obligación de que las autonomías informen de sus gastos hospitalarios como lo hacen de sus recetas públicas y de que deben adecuar su gasto anual en medicamentos al PIB nacional, con previsión de sanciones para quien no lo cumpla. como ha informado CF. Éste era  un primer paso legal necesario sobre el que asentar los acuerdos con la industria de medicamentos y productos sanitarios.

Pero el calendario político y los resultados electorales del 24 de mayo han acumulado obstáculos. Aunque el PP lograra aprobar una reforma legal plasmando esos acuerdos, dada la redacción de la enmienda que establece para las autononomías la voluntariedad de adaptar sus gastos al PIB pero con consecuencias si no lo hace, es necesario que se constituyan los nuevos gobiernos regionales, que se reúna el Consejo Interterritorial y que se establezcan los mecanismos de aplicación de la enmienda.

ESPERAR LAS GENERALES
Además, hay que tener en cuenta que deben celebrarse elecciones generales en el último trimestre del año de las que puede salir un Gobierno de opiniones distintas sobre una enmienda que fue aprobada exclusivamente con los votos del PP. Este escenario, opinan desde la industria, hace prácticamente imposible avanzar en la concreción de los pactos aunque esa sea la voluntad del Gobierno.

La renuncia a plasmar, “de momento”, los acuerdos en una de las leyes que están en tramitación parece darles la razón y el Gobierno esperaría a las elecciones generales para retomar la iniciativa si los resultados electorales lo permiten.

Fuente: Correo Farmacéutico